01 de febrero de 2019
01.02.2019
La Opinión de Murcia
Justicia

Un tratamiento para cambiar de sexo no revoca una prisión provisional

La Audiencia Provincial desestima el recurso de un reo que quería salir de la cárcel para seguir con la operación

31.01.2019 | 22:14
Un tratamiento para cambiar de sexo no revoca una prisión provisional

La Audiencia Provincial de Murcia ha acordado desestimar el recurso de apelación interpuesto por un reo que quería revocar la prisión provisional en la que se encuentra tras ser detenido por un presunto delito de trata de seres humanos con fines de explotación sexual, una investigación que llevó a cabo la policía y la fiscalía de Brasil, en colaboración con la Policía Nacional, ya que se dedicaban a traer a España a jóvenes transexuales brasileños que explotaban sexualmente en este país. El dictamen que ahora echa para atrás el recurso presentado contra el auto dictado por el juzgado de Instrucción número 8 de Murcia en el que se fijaba la prisión provisional para el detenido.

En su argumentación, el arrestado aduce que carece de antecedentes penales, así como que alega que el juez no ha tenido en cuenta su situación personal, ya que padece VIH y está siendo sometido a un tratamiento de cambio de sexo en el Hospital Morales Meseguer de Murcia. Este llega a calificar la medida impuesta por el juzgado de Instrucción de «absolutamente desproporcionada», según el auto al que ha tenido acceso esta Redacción.

El tribunal ha denegado la salida de prisión del investigado por trata de seres humanos por el «innegable riesgo de fuga existente y de que el investigado pueda actuar contra bienes jurídicos de las víctimas, intentando así alterar las pruebas», ya que el magistrado de la Audiencia Provincial se remite a lo expuesto en el auto de instrucción del juez, que considera que influye también el «carácter violento» del acusado.

Es el evidente riesgo de fuga lo que lleva a desestimar la petición del acusado, ya que incluso, en referencia a su tratamiento de cambio de sexo se expone que «no puede garantizar la sujeción del investigado al procedimiento», dado que podría trasladarse a otro país de la Unión Europea sin pasaporte.

Con respecto a la enfermedad de VIH que padece, la Sala estima que desde «la enfermería del centro penitenciario se le dispensará la asistencia médica que precise para el tratamiento de la misma».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook