27 de enero de 2019
27.01.2019
Importante de enero
Profesor de Educación Primaria

Toni García Arias: la docencia en vena

El profesor reclama tiempo para poder investigar en horas lectivas, algo que no pueden hacer en Primaria, al contrario que en Secundaria o en la universidad

27.01.2019 | 04:00
Este docente, murciano de adopción, no se olvida de sus raíces gallegas. Nació en Laraxe (Cabanas) hace 49 años y sabe que desde allí siguen sus pasos.

Ha sido elegido el mejor profesor de Primaria de toda España en 2018, un galardón al que se presentan candidatos propuestos por alumnos y padres. Desde que se conoció la noticia no para de recibir felicitaciones, y él solo tiene palabras de agradecimiento para una profesión a la que ama, para la Región que lo ha acogido, y para todos aquellos compañeros de los que ha aprendido. Un galardón nacional al que se le une el reconocimiento como 'Importante ' de LA OPINIÓN del mes de enero.

Llegó a la Región de Murcia hace 24 años, los mismos que lleva ejerciendo como profesor de Educación Primaria. Tras recorrer varios destinos como interino, algún año incluso llegó a estar en nueve colegios durante un curso, consiguió una plaza y lleva una década como profesor en el colegio público Joaquín Carrión de San Javier. Allí hace lo que más le gusta, y en su tiempo libre combina distintas aficiones, aunque todas relacionadas con el mundo del Arte y su proyección histórica: lectura, cine, turismo, música (toca el piano y «algo» la guitarra), pintura... «Ya desde pequeño me gustaba entretenerme con los pinceles y el carboncillo, y aún sigo», comenta.

Reconoce que lo más gratificante de esta profesión dura y recortada de recursos es el trato diario con los alumnos en el aula, pese a las dificultades que se puedan presentar con alguno de los estudiantes. Pero tampoco podría pasar sin las actividades, los cursos, de formación continua a los que se apunta para estar al día. Eso sí, no sin ciertas dificultades.

«En Primaria tenemos una deficiencia, un agravio comparativo, respecto a otros ciclos educativos, como la Secundaria o, especialmente, la universidad: ellos pueden coger muchas horas para investigación y formación en horario lectivo, mientras que nosotros todo lo tenemos que hacer una vez acabadas las clases; no tenemos ni una sola hora», destaca. Algo que considera «un error», y anima a la Consejería de Educación a «implicarse» para buscar soluciones y alternativas.

Pese a todo, García no ha perdido el tiempo y en estos años ha estado innovando, investigando, preocupándose por sus alumnos, formándose, publicando en blogs, asistiendo a charlas... Ha llevado a cabo numerosos proyectos con sus alumnos y de ellos destaca dos de los que se siente especialmente satisfecho: uno sobre impresión en 3D y la puesta en macha de un restaurante de comidas saludables, éste en desarrollo durante los dos últimos años. Los realiza en clase, con estudiantes de 6º curso, que tienen 12 años.

Para llevar a cabo el primero, para el que compraron una impresora en 3D, los alumnos tuvieron que crear una empresa virtual con nombre, logotipo; una página web completa (texto, imágenes, títulos) y diseñar un objeto (cada uno el que quiso, como llaveros, portavelas) en papel milimetrado primero y luego on line, en un programa específico. Por último lo imprimieron en 3D. «El resultado fue impresionante, las páginas web que hicieron los alumnos y los objetos que diseñaron eran de una calidad excepcional».

El proyecto de la impresora les valió una mención de honor en los premios de Innovación de la Comunidad Autónoma en 2017.

En la actualidad, está inmerso en un proyecto de emprendedores, en el que sus alumnos tienen que crear restaurantes de comida saludable. Ellos tienen que elegir un menú, calcular el precio y el coste del menú 'comprando' los productos on line. «En este trabajo manejan las Matemáticas, la Lengua, las Ciencias Sociales... Y este trimestre nos toca organizar un viaje real, buscando por Internet el vuelo, el hotel, los monumentos más importantes del destino; así, aprenden de una manera muy práctica y divertida para ellos».

Pero toda moneda tiene una cara y una cruz. Para Toni García la cruz de la docencia pública en la actualidad se centra en la falta de recursos, que no ha recuperado los duros recortes de los años de la crisis, la incesante y la «excesiva» burocratización; y el 'despegue' de padres y madres, que cada vez se implican menos en la educación de sus hijos. «Cada vez delegan más en ti aspectos que deberían estar en sus manos».

Debate Sí a las nuevas tecnologías, pero no en exclusiva

Yin o Yang. Pues, ni uno ni otro, ambos. Toni García tiene claro que las Nuevas Tecnologías (NNTT) han llegado para quedarse y que al igual que otros ámbitos profesionales, la docencia tiene que adaptarse a los nuevos tiempos. Sin embargo, el profesor de Primaria no es partidario de dejar de lado los tradicionales métodos de la enseñanza: las tablets, Internet y demás, pueden y deben convivir con los libros, las enciclopedias, los apuntes tomados a mano... «Por supuesto que debemos integrarlas a nuestra labor docente, porque es el futuro, pero deben coexistir con los métodos tradicionales; no apuesto por ninguna metodología sola al cien por cien».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook