19 de enero de 2019
19.01.2019
Política

Podemos no se moja en la Región

La dirección regional no se posiciona ante la crisis nacional del partido y confía en que haya una reconciliación entre Pablo Iglesias e Íñigo Errejón "para no enfrentarse en las elecciones"

18.01.2019 | 22:32
Óscar Urralburu

Podemos en la Región de Murcia mantiene la prudencia ante la crisis abierta en el seno nacional del partido tras el anuncio de Íñigo Errejón de enrolarse en Más Madrid, la plataforma creada por la alcaldesa de la capital del país, Manuela Carmena. La dirección regional lanzaba ayer el mensaje de que «nada ha cambiado en la hoja de ruta de Podemos de la Región para conseguir el cambio político» y mostraba su confianza en que la reconciliación entre Íñigo Errejón y Pablo Iglesias es posible, a pesar de que el secretario general de Podemos había señalado la puerta de salida a su 'ex número dos'.

«No nos parece una sorpresa que se forme un tándem entre Manuela y Errejón. Que Íñigo tenga a Manuela como referente es lo normal; ella es el referente de las personas progresistas de Madrid», decía ayer el secretario de Organización regional de Podemos, Toni Carrasco, quien expresaba su deseo de que Podemos y Errejón no vayan por separado a las urnas: «Deseamos que haya un acuerdo en la Comunidad de Madrid para que Errejón sea el cabeza de lista de una candidatura en la que esté tanto Podemos como todas las fuerzas del cambio. No lo entenderíamos de otra manera», asegura Carrasco a este diario. El líder regional, Óscar Urralburu, declinó pronunciarse, remitiéndose a las palabras del secretario regional de Organización.

Toni Carrasco también descartó que la crisis pueda tener consecuencias en las filas del partido en la Región. «No está en nuestra cabeza que pudiera haber división. Nuestra candidatura engloba a todas las sensibilidades de Podemos».

«Unir la diversidad»

En la asamblea ciudadana Vistalegre II, celebrada en febrero de 2017 en Madrid, la dirección regional de Podemos, con Óscar Urralburu a la cabeza, tomaba partido por los postulados de Errejón. Las tesis de Iglesias se impusieron y Errejón quedaba relegado en el partido. Podemos se propuso entonces recoser las heridas y acabar con la división interna. Es la misión que también se propuso llevar a cabo Óscar Urralburu, quien tras ser reelegido secretario general de la Región en las primarias –en junio de 2017– se comprometía a integrar a todas las sensibilidades del partido.

«Desde la dirección regional hemos optado siempre por unir la diversidad de Podemos con el objetivo de alcanzar una mayoría progresista en la Región», agrega Carrasco. «El trabajo de Urralburu no ha sido defender una postura frente a la otra, sino que ha trabajado por unir a todas la sensibilidades».

«El camino que nos marcamos es de trabajar juntos», remarca el secretario de Organización. «Entendemos que es la mejor fórmula», por lo que, añade, «esperemos que todo el revuelo generado sea sólo ruido».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook