14 de enero de 2019
14.01.2019

El consumo de fruta de hueso descenderá de media un 0,4 % anual

Melocotones y nectarinas sufrirán por la competencia de otros productos como las frutas tropicales o las 'berries'

14.01.2019 | 04:00

Las perspectivas futuras para los melocotones y las nectarinas que se producen en la Unión Europea, y que tienen un importante peso en la Región de Murcia, no son demasiado optimistas, ya que se espera que en los próximos doce años el consumo de estas dos frutas de hueso descienda un 0,4% de media cada año.

El informe de la Comisión Europea prevé que el consumo de frutas y hortalizas aumente ligeramente por  las motivaciones relacionadas con la salud y por la disponibilidad creciente de estos productos en los 'nuevos mercados', como estaciones de servicio o bares.

Sin embargo, melocotones y nectarinas van a tener que compartir y competir en los mercados con otros productos veraniegos, como las frutas tropicales y las 'berries'.

En el caso del melocotón y nectarina la producción pasará, según este documento, de 4,1 millones de toneladas en la UE en 2018 a 4 millones de 2030.

La productividad media crecerá un 8% en relación a la media de 2012-2017, pero el crecimiento será compensado por un descenso del área cultivada (-0,7% menos de media al año).

Además, la Comisión espera una reestructuración del sector en España, donde la producción ha experimentado un crecimiento del 54% entre 2012 y 2017.

Según datos de la Dirección General de Aduanas, en 2017 la exportación española de melocotón registró un aumento del 12%, con 453.550 toneladas, si bien su valor cayó un 2,4%, hasta los 376 millones de euros. En cuanto a las exportaciones de nectarina se situaron en 468.445 toneladas (un 13% más) y 418,4 millones de euros (un 3% más). De estos, alrededor de 70.000 toneladas de nectarinas y unas 80.000 toneladas proceden de la Región de Murcia.

El futuro, la cuarta gama

El presidente de la asociación de productores y exportadores de fruta de hueso de la Región de Murcia, Joaquín Gómez, tiene claro que, debido a los mínimos márgenes en los que se mueve la UE en su informe, «nosotros entendemos que el volumen de producción va a estar muy estabilizado».

Lamenta, sin embargo, que no se prevea un crecimiento: «No nos ayuda que el consumo no crezca». Y considera que la productividad de las nuevas variedades va a permitir que se mantenga la producción. «Habrá una ardua lucha por lograr que se consuma más y la clave para conseguirlo está en la investigación en la cuarta gama; ese es el futuro», subraya Gómez.

Para otro producto tradicional en la Región, el tomate para consumo en fresco, la Comisión apunta un descenso de la producción de las 7 millones de toneladas actuales a 6,8 millones de toneladas en 2030. Los rendimientos crecerán por el alargamiento de las campañas de los principales países productores.  El consumo se reducirá ligeramente, de los 14 kilos per cápita actuales a 13,7 kilos per cápita.

Tomate

El consumo per cápita se reducirá ligeramente 
El informe hecho público por la UE para los próximos doce años recoge que, en referencia al tomate en fresco, se producirá una reducción «ligera» del consumo per cápita, al pasar de los 14 kilos actuales a los 13, 7 kilos. Tambien disminuirá la producción europea.

Melocotón y nectarina
Mayor productividad pero menor superficie cultivada

La Comisión Europea espera que la producción de estas dos frutas de hueso pase de las actuales 4,1 millones de toneladas (en 2018) a unos 4 millones en 2030. Aunque mejorará la productividad por hectárea, se prevé un descenso del área cultivada en este tiempo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook