06 de enero de 2019
06.01.2019
Iniciativa

Las tarjetas se reinventan

Una empresa murciana crea tarjetas de presentación personalizadas para asociaciones y que sirven para recaudar fondos, ya que están enlazadas a juegos como el Euromillón, o que sirven como regalo

06.01.2019 | 04:00
Asensio M. Tomás, en su taller de RCT.

La Real Casa de la Tarjeta (RCT) es una empresa murciana que, de mano de su creador, Asensio M. Tomás, reinventa el estilo de las tarjetas clásicas de presentación. La RCT es una empresa, según su fundador, «pionera y única en Europa especializada cien por cien en sistemas de captación de fondos para asociaciones de toda índole».

Con productos originales y exclusivos, la RCT, tras su fusión con la extinta Univercard Express, cuenta con «10 productos 10», como anuncian en su web, que van desde las SemiCard, tarjetas de las cuales nace una planta, hasta el 'balígrafo', barajas de cartas personalizadas, o el Kit de la Felicidad, un paquete que contiene «todo lo necesario para ser feliz».

Las 'Cornucopias' es su producto estrella y son tarjetas que sirven de presentación o para que las asociaciones las vendan para recaudar fondos. Una de las dos caras queda reservada para que la asociación compradora personalice y ponga el logo de su asociación y sus datos. En el otro lado aparece la combinación de números enlazada a 104 oportunidades de juego, con un sistema de seguridad creado por la UMU, el SCAN (Secure Code Alpha Numeric).

Estas oportunidades de juego, junto a la combinación numérica, también pueden ser personalizadas por la empresa.

Esta original idea se le ocurrió a Tomás: «Un día me caí de la cama -bromea- Todo esto empezó con la anterior empresa, Univercard Express, cuando se nos ocurrió hacer tarjetas de presentación que la gente no tirase o perdiese por ahí como la mayoría de veces se hace con estas. Enlazarlas a oportunidades de juegos como la lotería, y que así la gente las tuviese presentes por si su combinación de números era la premiada».

El director de RCT, Pedro Méndez, confiesa sus dudas al inicio del proyecto: «Cuando Asensio empezó con esto yo ni creía en que fuese a salir bien, 'estás tonto', le decía».

Los primeros años con Univercard Express, la empresa precedente a RCT, fueron difíciles: «Lo pasamos muy mal, nadie creía ni lo entendía. Las administraciones de lotería, que tenían que sellarlo, eran casi enemigas de esto. Ahora hay más de 800 administraciones que colaboran con nosotros y hasta nos proporcionan clientes», añade Asensio. Hace un año fue el giro más importante para esta empresa, con lo que se podría considerar un cambio de nombre, pasando a ser Real Casa de la Tarjeta. Este cambio de nombre también trajo una ampliación del catálogo de productos para que las asociaciones pudieran captar más fondos, mejorando y completando los dos productos que ya existían, las 'Cornucopias' y las 'TevatoCard+'. Así, RCT ha pasado a tener diez productos, «y los que quedan», como adelanta el creador.

La empresa, que trabaja especialmente para asociaciones sin ánimo de lucro que tienen dificultades para recaudar fondos, pretende con este cambio de imagen abrirse un hueco en el mercado europeo. Ya venden sus productos en Portugal y quieren seguir expandiendo sus creaciones. Como declara Asensio, «ahora puede ser el momento de abrir mercado en Europa. Tenemos un abanico más amplio de productos, ya no llevamos dos productos como antes, ahora tenemos un catálogo. En cuanto acabemos de perfeccionar todos los productos queremos salir e intentar la venta en Francia e Inglaterra. Ahora son 10 productos 10, y dentro de poco, 20 productos 20».

Una de las claves del éxito de las Cornucopias y las TevatoCard+ es su novedoso sistema de seguridad, creado en colaboración con la UMU, que está centrado en imposibilitar la falsificación o fraude de las tarjetas a través de la elaboración de códigos alfanuméricos que se introducen en las tarjetas. Al ser tarjetas enlazadas a juegos, si toca un premio grande pueden ser muy valiosas por la suma de dinero que pueden llegar a contener.

La originalidad en esta empresa destaca hasta en los nombres de los productos, dados también por el fundador. 'Cornucopia' recibe el nombre de la mitología griega, un cuerno en espiral, símbolo de la abundancia y la fortuna. 'TevatoCard+', significa 'te va a tocar más', mezclado con la palabra inglesa 'card' (tarjeta). Y, Semicard, por unión de palabras, semi- de semilla y -card (tarjeta en inglés).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook