22 de diciembre de 2018
22.12.2018
La Opinión de Murcia
Fundación Trinitario Casanova

Cajas llenas de luz, color y sueños por cumplir

Un grupo de adolescentes de la Asociación Nuevo Futuro aprende la técnica de la realidad pictórica de manos de la artista Ángela Simón Casanova

22.12.2018 | 04:00
Cajas llenas de luz, color y sueños por cumplir

El taller de artes plásticas que todos los miércoles imparte la pintora Ángela Simón en la Fundación Trinitario Casanova ha dado sus primeros frutos en forma de unas llamativas y coloridas cajas de luz, a través de un proyecto en el que ha participado un grupo de adolescentes que residen en dos hogares de acogida que gestiona la Asociación Nuevo Futuro en la Región de Murcia.

Los jóvenes que han participado en esta iniciativa de creatividad artística tienen entre 13 y 17 años de edad y su tutela corresponde al servicio de menores de la Comunidad Autónoma. Gracias a la labor de Nuevo Futuro y a su equipo de educadores, los adolescentes que acuden semanalmente a esta actividad han conseguido «un alto índice de integración en la sociedad y un buen nivel de adaptación a su entorno educativo y cultural», tal y como explican desde la Fundación Trinitario Casanova.

La primera de las fases de elaboración de estas cajas de luz consistió en la proyección, diseño y selección de los elementos con los que los adolescentes se identificaban, y que incluían móviles, auriculares o prendas de ropa de fantasía. Un grupo de participantes optó por introducir en sus cuadros una ventana al futuro como un horizonte a las ilusiones, a los viajes y a sus esperanzas, mientras que otros eligieron motivos del imaginario colectivo como superhéroes o famosos personajes de animación infantil o películas.

Durante una decena de sesiones, la artista que dirige este taller ha enseñado a los jóvenes creadores los secretos de la realidad pictórica, una técnica que hace de lo tridimensional algo bidimensional. Durante las clases semanale, de tres horas de duración, los aprendices de artistas han empleado mezclas de diversos colores en acrílico y han creado sobre los propios objetos contrastes lumínicos a partir de curiosas sombras que generan una perspectiva visual ilusoria para el espectador que observa la obra desde la distancia. Las cajas de madera se completaron con la instalación de una tira de luces LED que destacan en la oscuridad la mezcla de diferentes texturas, materias y tonalidades que conviven dentro de una misma escena.

La artista Ángela Simón ha estado al frente de este proyecto, del que hace un balance «muy positivo» ya que esta actividad «ha servido para fomentar la creatividad y potenciar la imaginación de los pequeños de Nuevo Futuro, partiendo de un ejercicio de naturaleza filosófica» que después han materializado en estos cuadros que se exponen en la sede de la Fundación Trinitario Casanova, en la ciudad de Murcia, hasta el próximo mes de enero.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook