La oposición de Ciudadanos a la creación del ARCA ha generado un «profundo malestar» entre los empresarios murcianos. No les ha gustado nada su decisión, que tildan de sorpresa, ni tampoco algunos de sus argumentos, que tachan de «falta de respeto». La Croem eprochó ayer el «sorprendente cambio de posición a última hora» de la formación naranja tras conocer que Ciudadanos presentará una enmienda a la totalidad a la proposición de ley del Gobierno regional para crear la Agencia Regional del Clima y del Medio Ambiente. Así lo entiende por unanimidad la confederación murciana, que ayer celebró su última Junta Directiva del año antes de la reunión de la Comisión Ejecutiva.

La patronal sostiene los representantes de Ciudadanos no habían evidenciado «rechazo alguno» a la creación del ARCA durante sus encuentros, según indican los empresarios en un comunicado de prensa. Consideran que la agencia es un organismo clave para «simplificar y agilizar la tramitación medioambiental de los proyectos» y por eso lamentan que la negativa de Ciudadanos deja «en el aire» la tramitación parlamentaria del ARCA, que «es una petición expresa de Croem y de los empresarios de la Región».

Aseguran que el giro de Ciudadanos «sólo puede estar asociado a estrategias electoralistas, dada la cercanía de la próxima convocatoria, para la que apenas faltan unos meses». Y señalan que habían mantenido en el último trimestre «reuniones de trabajo al más alto nivel» con Ciudadanos. La última se produjo «el pasado sábado a las 12 del mediodía en la sede de la confederación, donde el nivel de consenso fue máximo» y donde quedó «por matizar tan sólo la forma jurídica del ente a crear».

El Partido Popular también ha esgrimido esta semana que Ciudadanos «le había dado el 'ok' a la creación de la agencia en una reunión celebrada el pasado sábado», como así afirmaba el portavoz parlamentario del PP, Víctor Martínez.

Piden «seriedad y rigor»

La Croem también recrimina las palabras que pronunciaron «parlamentarios de Ciudadanos» para referirse al ARCA: «Un chiringuito de amiguetes», unas declaraciones que el portavoz parlamentario dice que ya había afirmado en el Debate del Estado de la Región celebrado en junio y que repitió el pasado martes, cuando explicó la postura de su partido con respecto a la agencia planteada por el Gobierno. Para los empresarios, «constituye una falta de respeto para la confederación y para las personas que han participado en las conversaciones y negociaciones sobre las enmiendas a preparar, esto es, representantes del PP, Ciudadanos y Croem».

La patronal no tolera «bajo ningún concepto afirmaciones de tan baja estofa, propias de debates preelectorales que son ajenas a los empresarios» y pide a los partidos «seriedad y rigor en las formas».

La Croem alega además que los Presupuestos de la Comunidad, «consensuados» por el Gobierno con Ciudadanos, incluyen «una partida destinada al nuevo ente, que habría de contar con los recursos humanos y técnicos necesarios para atender de manera eficaz y conveniente las demandas empresariales».

De hecho, la patronal entiende que el ARCA es «el complemento necesario para el pleno desarrollo y la eficacia de las anteriores Leyes de Simplificación Administrativa y la más reciente de Aceleración Económica».

Otro argumento de la Croem es que «el propio programa electoral de Ciudadanos incluye la creación de un ente gestor en materia medioambiental».