18 de diciembre de 2018
18.12.2018
Salud

Farmacéuticos sin farmacias

Profesionales del sector denuncian el "bloqueo injustificado" del concurso que debía convocar la Consejería de Salud en 2015 para la apertura de 30 nuevas oficinas de farmacia en la Región de Murcia

17.12.2018 | 21:58
Una farmacéutica busca en el dispensador un medicamento, en una imagen de archivo.

Critican que Murcia esté a la cola en número de oficinas de farmacia por habitante y no se agilice el proceso.

Hace más de una década que no se convoca un concurso en la Región de Murcia para la apertura de nuevas oficinas de farmacia, pese a que la Consejería de Salud lleva años anunciando la puesta en marcha de una treintena. Este retraso ha hecho que los profesionales del sector que están pendientes de la convocatoria se hayan cansado de esperar y se hayan plantado ante lo que consideran «un bloqueo injustificado».

En febrero del pasado año 2017 la Asamblea Regional aprobó, gracias a una moción del Grupo Parlamentario Socialista, que salió adelante por unanimidad, la apertura de las 28 nuevas oficinas de farmacia que hay pendientes desde 2015, año en el que se resolvió el anterior concurso. En ese momento la Consejería indicó al ser preguntada por LA OPINIÓN que se estaba preparando el primero de los concursos, formado por 10 farmacias en zonas urbanas.

Sin embargo, un año y medio después el concurso sigue sin convocarse y los titulados en Farmacia han mostrado su malestar, creando un grupo de afectados, quienes han manifestado que «estamos bastante desesperados porque no encontramos explicación al pertinaz retraso de la Administración en convocar el concurso para adjudicar las nuevas oficinas de farmacia autorizadas».

Estos profesionales recuerdan que desde hace años están esperando la convocatoria del concurso de méritos para la adjudicación de las nuevas farmacias, tiempo durante el cual han aprovechado para, además de ejercer su profesión, formarse para ampliar el curriculum y obtener mayor puntuación en el baremo. Estos farmacéuticos aseguran que las boticas pendientes de apertura no son 28 sino 30, ya que en el listado que presentó la Consejería no se incluían las dos autorizadas para Lorca en el expediente 219/2007.

La última convocatoria tuvo lugar en enero de 2007 con otras diez farmacias que terminaron adjudicándose en abril de 2010, tres años después. En este caso, desde el Colegio han indicado anteriormente que «estos procedimientos suelen ser lentos» y recuerdan que en la anterior convocatoria recibieron una avalancha de solicitudes. El anterior concurso se llegaron a interponer varios recursos, lo que hizo que incluso llegara al Supremo, resolviéndose finalmente en el año 2015.

Los farmacéuticos que quieren aspirar a hacerse con una de estas treinta farmacias creen que los continuos retrasos «indican una alarmante dejadez de funciones, si no un bloqueo premeditado, ya que en todas las órdenes se indica explícitamente que se da traslado de las mismas para que se convoque el concurso y la mayoría lleva diez años sin ejecutarse». Además, echan en falta que no se hayan mencionado las nuevas boticas en los presupuestos para 2019 que presentó la pasada semana el consejero de Salud, Manuel Villegas, en la Asamblea Regional.

En la Región de Murcia hay 567 oficinas de farmacia funcionando, a las que se suman también los servicios de farmacia hospitalaria y los 'botiquines farmacéuticos', que son como pequeños establecimientos atendidos por un farmacéutico adjunto y que está adscrito y depende de una farmacia. Estos botiquines tienen un horario más reducido, pero prestan un gran servicio a a las zonas que no reúnen la población suficiente para tener oficina de farmacia.

Sin embargo, este grupo de sanitarios denuncia que Murcia esté a la cola en farmacias por habitante, ya que en el informe IQVIA España, que analiza el mercado farmacéutico, la Región Murcia es la tercera comunidad con mayor número de habitantes por farmacia, con 2.579, frente a la media nacional de 2.091 habitantes por farmacia y los 1.061 de Navarra, «lo que significa que se presta un peor servicio», afirman.

Por ello, hacen hincapié en que al no convocarse el concurso de farmacias «con su inacción, la Administración regional está dejando a un elevado número de ciudadanos sin su derecho a tener una farmacia cerca de su lugar de residencia». Así, ponen como ejemplo el caso de un barrio de Jumilla que se encuentra sin farmacia, lo que motivó una importante protesta vecinal. «Esta protesta obligó al Ayuntamiento a solicitar la apertura de una farmacia. La solicitud prosperó y la nueva farmacia se autorizó por orden del consejero, orden que, como las otras 29, sigue sin ejecutarse», critican los farmacéuticos afectados por el retraso de la convocatoria.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook