06 de diciembre de 2018
06.12.2018
Justicia

"Mis clientes recuperarán su dinero con lo que hay en el banco y la venta de la finca"

"Lagoa Do Coelho es mi niña, lo retomaría todo si pudiera: indemnizaría a la gente y construiría las casas", dice Nicolás Mateos

06.12.2018 | 04:00
Luis Nicolás Mateos, ayer con la sentencia del Supremo en la mano.

«Es mi niña». Así se expresa Luis Nicolás Mateos para hablar del que antaño fue su proyecto estrella: el complejo turístico Lagoa Do Coelho, en Brasil, que nunca llegó a edificarse. Por este caso, la Audiencia Nacional llegó a condenar a este empresario murciano a seis años de cárcel. Pero el Tribunal Supremo lo ha absuelto.

Aunque el Tribunal Supremo le absuelve del delito de estafa, mantiene las condenas por falsificación de documento mercantil (6 meses de prisión y multa de 5.400 euros) y contra la hacienda pública (6 meses de prisión y multa de 79.000 euros). ¿Está de acuerdo?
De acuerdo no estoy. Con la absolución, sí, porque era la gorda. La condena por la que he estado sufriendo. Estoy feliz y contento, porque se ha hecho Justicia.

¿Van a recuperar su dinero las personas que compraron una casa que nunca se hizo?
Mis compradores van a cobrar. Hay un dinero paralizado en una cuenta de la empresa. Dinero que había para mandar para construir. Son 2.200.000 euros. Y también está la finca, en Brasil (el terreno donde se iba a construir), que está pagada libre de cargas y se valoró en 2011, en plena crisis, en ocho millones de euros.

¿Se puede vender esta finca?
Perfectamente. Yo di un aval en Brasil, que se llama patrimonio de afectación?, en un registro que se hace voluntario. Con ese registro, si el proyecto no se lleva a cabo, los clientes cobran. Es como una garantía hipotecaria.

¿Se puede reunir todo el dinero que se debe a los afectados con la venta de la finca y lo que hay en el banco?
Prácticamente. Habría que vender la finca, que sigue libre de cargas. Aparte, la Audiencia Nacional tiene 600.000 euros retenidos de los depósitos bancarios. Son de todos los cheques que se bloquearon, que muchos de ellos se cobraron. Cobrar ya depende del concurso de acreedores.

Y la finca en cuestión, ¿a nombre de quién está?
La finca está a nombre de Lagoa Do Coelho Resort. La pueden vender los administradores concursales del Grupo Nicolás Mateo. Pero yo voy a ayudar. Siempre lo he hecho. Me metieron en la cárcel cinco meses y, cuando salí, estuve mirando por la finca, para que no perdiera valor. Puse incluso vigilantes, para que nadie ocupara la finca, pagué la renovación de licencia hasta que pude...

¿Pero qué pasó para que al final no se construyera nada?
Muy sencillo. Se empezaron las obras. En enero de 2008 viene la crisis mundial. Yo acababa de meter un socio que se llama Torrevisa S. A. En marzo o abril, yo quise mandar a Brasil los 2.200.000 euros que hemos comentado anteriormente. Mi socio, como ya vino la crisis mundial, quiso paralizar ese dinero, no quería que se mandara para construir. Entonces yo mando un burofax al Banco Popular, para que mandara ese dinero. No lo mandó. Lógicamente, yo estaba atado de pies y manos. No se mandó el dinero y, al no mandarse, no se pudo continuar con la construcción. Y los clientes se querellaron contra Nicolás Mateos, no contra Torrevisa.

Vamos, ¿que la culpa la tuvo su socio?
Efectivamente, lo dice el Tribunal Supremo en una sentencia.

¿Usted ha conseguido algún beneficio de este proyecto?
Ninguno.

¿No se ha llevado ni un duro?
Ni un duro. Yo tenía mi sueldo, eso sí. Y he perdido todo. Y mire cómo es la vida. En octubre de 2007 tengo una oferta de unos empresarios de 120 millones de euros por la finca, por el proyecto. Que tenía todas sus licencias para hacer 13.000 casas y hoteles. En ese momento, lo hablo con mi socio, que ya estaba Torrevisa, y me dijo que continuáramos. Tomé la decisión de no venderlo a esta gente por 120 millones de euros. Viene la crisis mundial, no me dejan mandar el dinero para construir, me meten una querella por estafa... La moraleja de este asunto es: si llego a aceptar la oferta, Luis Nicolás, con 30 años, sería un emprendedor. Al no aceptarla, a ojos de todo el mundo supuestamente era un sinvergüenza. Y diez años después salgo absuelto.

Y usted, ¿se va a seguir dedicando a esto ahora, quiere seguir siendo promotor?
Yo ahora voy a rehacer mi vida. Y, lógicamente, haré cosas. Ha sido una losa de diez años. Lo más importante son mis hijos: tengo una criatura de dos años y medio y un crío de seis.

¿Le gustaría retomar el proyecto de Brasil?
Hoy todo el entorno de la finca está lleno de complejos de 5 estrellas. Retomaría el proyecto, indemnizaría a los clientes y haría las casas. Me sigue llamando el arquitecto y preguntando: «¿Esto lo vamos a sacar adelante?».

¿Entonces usted insiste en que quería construir el complejo?
Mira si el proyecto iba para delante que monté la Fundación Nicolás Mateos en Brasil, con el Ayuntamiento de Touros, para formar a 200 personas para trabajar en el resort, como jardineros, recepcionistas... yo ya estaba formando a la gente que iba a ir allí.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Tu servicio WhatsApp


Noticias Levante-EMV WhatsApp

Suscríbete

Toda la actualidad local de la Región de Murcia en tu teléfono. Descubre en qué consiste y cómo suscribirte a este nuevo servicio gratuito de alertas informativas por WhatsApp