03 de diciembre de 2018
03.12.2018
Protestas

Unos 5.000 camiones murcianos, bloqueados por los 'chalecos amarillos'

Froet asegura que las retenciones se extienden a los países fronterizos con Francia y han llegado a Italia

03.12.2018 | 17:56
Unos 5.000 camiones murcianos, bloqueados por los ´chalecos amarillos´

La patronal regional del transporte calcula que hay unos 5.000 camiones murcianos bloqueados en las carreteras galas y en las fronteras de los países limítrofes con Francia por las protestas de los llamados 'chalecos amarillos'. El secretario general de la Froet, Manuel Pérezcarro, asegura que el colapso provocado por los manifestantes que cierran el paso en las autopistas ha provocado hoy «colas de hasta 17 kilómetros en La Jonquera a consecuencia de los cortes intermitentes».

Las protestas de los 'chalecos amarillos' contra la subida del precio de los combustibles se han repetido este fin de semana por tercera vez. Pérezcarro explicó que los manifestantes provocan cortes intermitentes en los peajes de las autopistas, mediante la colocación de conos que impiden el paso, «sin que la Gendarmería haga nada para impedirlo».

Manuel Pérezcarro se lamentó de que «la gente está desesperada», dado que el bloqueo está provocando «retrasos en la entrega de los productos que transportan los camiones en plena campaña hortofrutícola».

Según sus cálculos, los problemas provocados por las protestas de Francia pueden estar bloqueando a unos 5.000 camiones procedentes de la Región, teniendo en cuenta que semanalmente salen desde Murcia unos 2.500 vehículos, a los que se suman los que hay circulando por toda Europa.

Añadió que los problemas registrados en las semanas anteriores en las autopistas francesas y en puntos fronterizos como el de Irún, se han extendido a de los demás países, como consecuencia del colapso de los pasos que deben utilizar los camiones. Según dijo Pérezcarro, también hay retenciones ya en Italia.

Recordó que la patronal del transporte se ha dirigido al Ministerio de Fomento para que exija responsabilidades al Estado francés por los daños que están causando los bloqueos.

Los transportistas y los exportadores se habían dirigido también a la Comisión Europea para reclamar la aplicación de los tratados internacionales que garantizan el libre paso de personas y de mercancías por los países miembros de la Unión Europea.

Tras un fin de semana de enfrentamientos entre los manifestantes y las fuerzas antidisturbios en París, este lunes los manifestantes han bloqueado el acceso a once depósitos de combustible de la empresa francesa Total y a 75 gasolineras que se han quedado sin carburante, según ha explicado un portavoz de la firma.

El primer ministro de Francia, Edouard Phillippe, se ha reunido con dirigentes de partidos opositores galos, en plena crisis por el auge del movimiento de protesta que se opone frontalmente a la subida de tasas de combustible.

El movimiento de los 'chalecos amarillos', que cuenta con el apoyo de ciudadanos de diferentes perfiles laborales, edades y procedencias geográficas, comenzó en Internet y fue cogiendo fuerza hasta convertirse en un movimiento transversal que canaliza el malestar con el aumento del coste de vida para las clases medias.

El movimiento, con representantes de diferentes corrientes políticas, incluyendo elementos radicales, no tiene un claro liderazgo, lo que está haciendo que sea complicado que mantenga un diálogo con el Ejecutivo.

Su demanda principal es que se congelen los aumentos de impuestos al combustible, que tendrían que entrar en vigor en enero de 2019, y que se aprueben medidas para impulsar la capacidad de gasto. Además, han pedido la dimisión del presidente francés, Emmanuel Macron.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook