23 de noviembre de 2018
23.11.2018
La Opinión de Murcia
Especial Bodas

Pasos hacia el 'sí quiero'

En una boda entran en juego tantos detalles y preparativos que el tiempo medio para organizarla se sitúa en torno al año

23.11.2018 | 04:00
Los tiempos han cambiado y también las bodas.









­Una boda es un evento con tantos detalles a tener en cuenta que es preciso comenzar a organizarla con bastante antelación. En función de las características del evento, su puesta a punto suele llevar un año por término medio. Estos son los pasos que hay que dar:

1. Elegir la fecha: Lo primero para organizar una boda es elegir la fecha, porque no se puede concretar mucho más si no se tiene un día definido. Todo depende de ello, desde el salón, el conjunto musical, la disponibilidad de los invitados€ Realmente todo. Así que éste es tu primer paso. Elige una fecha que no solo te guste o te convenga a ti, sino en la que te asegures que puedan asistir tus invitados.

2. Definir el estilo y tipo de boda:
Ya que tienes la fecha, ahora sigue definir el estilo. Gracias a esto podrás buscar salones o espacios que se acomoden mejor a lo que esperas de tu boda. Sería muy diferente hacer tu boda estilo rústico en un salón de un alto edificio o tu boda de estricta sofisticación y etiqueta en una hacienda o en la playa.

3. Establecer el presupuesto: Primero se define el presupuesto y luego el tamaño de la boda. De esta manera tendrás mucho más control sobre tus finanzas y podrás tener la boda de tus sueños sin gastar de más, y sobre todo, sin endeudarte. Por otra parte, una vez que tengas delimitado tu parámetro económico puedes realizar una lista de prioridades y en base a ésta empezar a buscar proveedores y las opciones que más te convengan. Se trata de reflexionar qué es lo más importante para ti, si tener un grupo musical con un mega ambiente o si no te importaría tener un Dj, si prefieres un vestido de ensueño o te vas a poner el que usó tu madre, si quieres un menú de 5 tiempos o un servicio de Caterina. En fin, realiza una lista con algunas ideas elementales sobre lo que esperas de tu boda y cómo te sientes respecto a éstas.

4. Hacer lista de invitados: Lo siguiente son los invitados, sin los cuales una boda no sería lo mismo. Mientras más cercanos e íntimos sean los amigos y familiares que te acompañen a tu boda, más calidez sentirás durante la ceremonia. Entre tu pareja y tú hay que escoger a los invitados que deseáis que estén en tu boda y cuya presencia sea imprescindible, luego hay que pensar en aquellos que son realmente importantes y, por último, todos aquellos que harán de tu boda un momento inolvidable.

5. El lugar y la decoración: Una vez encuentres el lugar ideal para tu boda en función de tu presupuesto, época del año e invitados, hay que elegir la decoración que vaya mejor con el estilo de boda que deseas y que se ajuste a tu presupuesto. La variedad de estilos y proveedores te sorprenderá. Sin duda, encontrarás a más de uno que te encantará y cuyos precios serán de tu agrado. Solo ten paciencia y encontrarás la mejor propuesta, paleta de colores y detalles de tu preferencia.

6. Buscar y adquirir el vestido de novia y el traje del novio. Una vez que tengas el salón y todos esos detalles listos, siguen los novios. Su atuendo es fundamental, pues serán los protagonistas del universo estético que elegiste como lugar donde casarte. Su traje y tu vestido los distinguirán no solo de los invitados, sino del resto de las parejas que se vayan a casar o se hayan casado.

7. Contratar el estilista de peinado y maquillaje: En cuanto a tu atuendo, faltaría encontrar a un estilista y maquillador que capturen y expresen tu carácter y el aura que quieres irradiar en tu boda.

8. Eligir el destino para la luna de miel: Lo último pero no menos importante: elegir un destino para tu luna de miel que sea la cereza que culmine el pastel de tu boda. Si en lugar de lista de boda con regalos los invitados hacen aportaciones económicas, quizá sobre dinero para ir al destino deseado Dependerá del gusto y presupuesto irse de viaje a las montañas, de descanso a la playa o a una ciudad romántica donde disfrutar de su nueva vida de casado.

Tres detalles a tener en cuenta

A la hora de organizar una boda son muchas las cosas que sobrevuelan la mente de los novios. Es por ello que se puede acabar pasando por alto algunos detalles cruciales que pueden imprimir un sello propio a ese día tan especial. Estos son tres de ellos:
 
- Boda notarial: Ni un sacerdote, ni un juez, ahora la última moda es que te case un notario. En 2015 entró en vigor la Ley de Jurisdicción Voluntaria que concede la capacidad a notarios y secretarios judiciales para celebrar matrimonios y divorcios.
-Regalos solidarios: Son muchos los novios que para el día de su boda deciden comprar los detalles para sus invitados en una ONG o asociación solidaria, una forma de que su inversión sirva para algo más que para dar un bonito recuerdo a sus seres más queridos. También pueden cambiarse los regalos por donaciones benéficas.
- Escenarios con encanto: Los lugares espectaculares marcan tendencia como escenario de fondo: espacios naturales con vistas al mar o la montaña, palacios antiguos, terrazas impresionantes o espacios diferentes como antiguas fábricas. Un amplio abanico de posibilidades para elegir un marco de película.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas