22 de noviembre de 2018
22.11.2018
La Opinión de Murcia
Temporal

La CHS cifra en 3,7 millones los daños provocados por las últimas inundaciones

Los daños se centran sobre todo en el canal del Campo de Cartagena y en el pantano de La Pedrera y requerirán unos trabajos de reparación de dos meses

22.11.2018 | 18:17
Canal del trasvase a su paso por el campo de Cartagena

La Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) ha cuantificado en más de 3,7 millones de euros, en una primera valoración, los daños que provocaron las últimas lluvias en la infraestructura del postrasvase y que han llevado esta semana a no autorizar envíos para la agricultura. Según un comunicado del organismo de cuenca, los daños se centran sobre todo en el canal del Campo de Cartagena y en el pantano de La Pedrera, en Orihuela (Alicante), y requerirán unos trabajos de reparación con un plazo de ejecución de dos meses.

Técnicos de la CHS trabajan desde el pasado lunes en esta infraestructura a fin de conocer cuáles han sido las principales afecciones a la red de distribución del acueducto. Los daños se produjeron principalmente por las lluvias del día 15, que produjeron el desbordamiento de la rambla de la Maraña y la de las Colonias, los Infiernos, la Señora, San Cayetano y la Sala, que vertieron indebidamente sobre el canal del Campo de Cartagena.

Las consecuencias, añade la Confederación, se agravaron con las tormentas del día 19 ya que descargaron sobre un terreno totalmente saturado y generaron escorrentías superficiales de forma inmediata, desbordando de nuevo la rambla del Albujón en las poblaciones de Pozo Estrecho y la Puebla e inundando la galería de la presa de la Pedrera con más de metro y medio de agua. La Confederación estima, por tanto, que se debe acometer con urgencia la limpieza de 70 kilómetros de canal y cunetas del postrasvase en el Campo de Cartagena.

Además, hay que reparar el cauce (picado, extracción y reposición de cajeros, junta asfáltica y hormigón de relleno), limpiar y acondicionar las obras de fábricas y sus bocas de entrada y salida, ampliar la capacidad de paso de las ramblas que atraviesan el canal, estabilizar los taludes y reparar caminos de servicio. La CHS prevé que los trabajos supongan el vaciado escalonado de los canales del postrasvase durante dos meses para las obras principales, lo cual condicionará el uso de la infraestructura.

Sin embargo, las obras previstas no se limitan al postrasvase del Campo de Cartagena, pues también hay realizar reparaciones y limpiezas en las impulsiones de Ojós y en la Zona II en Alhama. Especial mención merece la presa de La Pedrera, el segundo embalse por tamaño de la cuenca, cuya galería terminó inundada y donde los desagües de fondo quedaron inoperativos.

Por esta razón, resulta necesario limpiar y reparar la obra de llegada, taludes, cunetas y caminos, así como reponer infraestructura. El análisis del fenómeno hace concluir a la CHS que tanto los daños al trasvase como las inundaciones en Los Alcázares han sido facilitados por la modificación de las escorrentías superficiales producidas por las transformaciones agrícolas y urbanísticas que se han realizado durante el transcurso de los años.

Esto ocasiona nuevos puntos de aportación de caudales de aguas superficiales y arrastres de sólidos directamente al canal del trasvase. Por otro lado, la rambla de la Maraña ha desaparecido en su tramo final, recogiéndose sus aguas en los drenajes D7 y D4, con una canalización insuficiente que hace de canal de cintura de defensa de la población, transportando las aguas a la rambla del Albujón y de ahí al mar.

Por este motivo, para la CHS se hace necesario una mejora en los canales de drenaje del Campo de Cartagena D7 y D4, valorada en 514.250 euros. Estos trabajos consistirían en extracción de sólidos, reparación de la sección del canal, mejora de pasos superiores y, ya sólo en el caso del D7, rectificación del trazado para su llegada al Albujón.

Finalmente la CHS está estudiando la posibilidad de deslindar la rambla de la Maraña, que actualmente no es Dominio Público Hidráulico pero, como se ha señalado, tiene una especial importancia en los fenómenos de escorrentías e inundaciones en la zona.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook