04 de noviembre de 2018
04.11.2018
La Opinión de Murcia

"Más que un cambio se está produciendo una revolución"

La compañía ha dado el salto a EE UU junto a Lidl y trabaja con empresas dedicadas al comercio electrónico, explica José Esteban Conesa, consejero delegado de primafrio

04.11.2018 | 04:00
José Esteban Conesa, José Esteban Conesa, consejero delegado de Primafrio

Primafrio, que tiene sedes en varios países europeos, ha dado el salto a Estados Unidos junto a la compañía alemana Lidl, que es su principal cliente. El grupo de distribución germano, que ha iniciado la expansión de sus supermercados por el país, ha querido implantar en el mercado norteamericano los sistemas logísticos desarrollados por la empresa de Alhama, según explicaba José Esteban Conesa, consejero delegado de Primafrio. Su cometido es colaborar con una empresa norteamericana para implantar «la filosofía» que sigue la logística europea. «En Europa vamos por delante de ellos», aseguraba.

Conesa recuerda que, además, «España es puntera en logística frigorífica» y ocupa uno de los primeros puestos de Europa, lo que explica la decisión de la cadena Lidl de cruzar el Atlántico acompañada por la compañía murciana, que en este momento tiene una veintena de personas trabajando en Chicago.

El consejero delegado considera que el sector del transporte se enfrenta en este momento a los retos que impone el comercio electrónico, por lo que ha empezado a trabajar con empresas como Amazon. «Más que un cambio se está produciendo una revolución. Todo está cambiando a pasos agigantados». A su juicio, las plataformas logísticas van a tener que adaptarse para «distribuir los productos que la gente compra a través de Internet».

Primafrio también se ha asociado con la compañía oficial de los ferrocarriles franceses para utilizar el tren como complemento de la carretera a través de la sociedad Primavia. Este acuerdo le permite cargar sus remolques en las plataformas ferroviarias, con lo que se evita los problemas que genera el tráfico.

En Francia dispone también de la firma Primaver, que permite entregar productos procedentes de España y Portugal en un plazo de entre 48 y 72 horas. Además de tener una treintena de bases en el país vecino, está presente en Portugal desde hace 25 años y tiene oficinas comerciales en Alemania. La compañía que acaba de cambiar su sede de Molina a Alhama tiene en estos momentos una facturación de unos 350 millones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook