01 de noviembre de 2018
01.11.2018
La Opinión de Murcia
Investigación

Del limón vale todo

El proyecto de investigación LifeCitrus logra reducir hasta el 67% de los residuos de limones, naranjas y mandarinas

31.10.2018 | 20:21
Presentación García, del Centro de la Conserva, explica los resultados de la investigación.

Las industrias de zumos y derivados y de la alimentación podrán transformarlos en nuevos alimentos

Un problema menos para la industria agroalimentaria. El proyecto LifeCitrus, que se ha desarrollado desde 2015 hasta 2018 en el Centro Tecnológico de la Conserva (CTC) de Molina de Segura, ha logrado convertir los residuos de cítricos (cortezas) en aditivos naturales para su uso industrial (especialmente zumos y derivados), como puré.

Con un presupuesto de algo más de 886 millones de euros, de los cuales la Unión Europea ha aportado casi 532 millones, la investigación va a permitir la reutilización de cientos de miles de toneladas de estos subproductos.

Presentación García, responsable del Área de Tecnología del CTC, ha explicado que los residuos se han convertido en un ingrediente natural que sustituye los aditivos y mejora las propiedades nutricionales de hasta trece alimentos.

Los subproductos derivados de naranjas, limones y clementinas, una vez procesados, ascienden hasta medio millón de toneladas al año en la Región; y hasta ahora se destinaban a uso animal.

El proyecto permitirá que, progresivamente, este sector industrial puedan procesar los derivados y subproductos, reduciendo hasta en un 67% los residuos mediante su transformación en ingredientes naturales para nuevos alimentos, añadió García.

Desde que se puso en marcha, el proyecto ha procesado un total de seis toneladas de estos subproductos en la planta preparada en la sede del CTC, donde se ha trabajado en los últimos tres años.

En una primera fase del proyecto se estudiaron las etapas físico-químicas del proceso para evitar el uso de disolventes orgánicas para la extracción. Después se sometieron a un total de 13 test que sirvieron para restablecer una línea de trabajo con la que alcanzar el mayor rendimiento posible, hasta lograr ese 67%.

El resultado de todo ello ha sido un puré «con innumerables usos posibles» para el desarrollo de productos naturales. Al final, han sido trece los primeros alimentos en contar con estos ingredientes, «que destacan por sus propiedades gelificantes», óptimas para elaborar mermeladas, cremas de verduras, productos de pastelería y de panadería, entre otros. «Y tiene un reducido contenido calórico», apunta García.

Para llegar al puré, se ha tenido que realizar diferentes pasos: molienda, lavado e inactivación enzimática. En la actualidad, no existe ningún producto similar en el mercado.

Los investigadores destacan que los subproductos podrán ser elaborados dentro de la propia industria con un proceso «viable» desde el punto de vista técnico. De hecho, más de 220 empresas ya han conocido de manera directa los procedimientos y otro medio millar a través de la Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB).

En el proyecto LifeCitrus han participado importantes empresas del sector de la Región de Murcia, como Eurocaviar, Fruit Tech Natural, Coato, Hero, Hortimur y Frutas de Librilla. Con todas ellas se ha procesado tres toneladas de subproducto, «obteniendo alimentos más sostenibles y naturales y de mejor calidad».

Actualmente, la investigación como tal ya ha concluido y la iniciativa se halla en la fase de divulgación de sus resultados. Hasta ahora, 475 personas han visitado la planta de demostración en 63 visitas organizadas. De ellos, 138 eran técnicos de empresas agroalimentarias, 300 estudiantes y 23 técnicos de organismos públicos.

Además, el LifeCitrus ha estado en el VIII Symposium sobre Tecnologías Alimentarias en mayo de 2017.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook