21 de octubre de 2018
21.10.2018
La Opinión de Murcia
Iniciativa

Cohousing, una nueva alternativa de vida para los mayores de la Región

La Asamblea Regional aprobó por unanimidad una moción de Ciudadanos para impulsar este modelo de vivienda colaborativa que pretende ofrecer una oportunidad para afrontar la vejez en compañía.

21.10.2018 | 04:00
Cohousing, una nueva alternativa de vida para los mayores de la Región

Una cooperativa busca instalarse en La Manga y Cartagena


La agente inmobiliaria Margarete Helling y el arquitecto madrileño Pedro Martín dirigen los primeras iniciativas de cohousing que quieren asentarse en la Región de Murcia.

Se trata del proyecto ´La Manzana´, una cooperativa formada por una decena de socios que quiere construir residencias comunitarias para que las personas mayores puedan pasar su última etapa de la vida. ´La Manzana´ tiene previsto llevar a cabo su primer proyecto en La Manga Club, en el paraje de Las Arcacias.

También quieren implantar otras residencias en las zonas cartageneras de Mar de Cristal y Los Nietos. Margarete Helling, que asegura que ha trasladado sus ideas a la Comunidad y cuyas reuniones califica de «positivas», señala que están a la espera de poder conseguir «unos terrenos del Ayuntamiento de Cartagena que van a salir a subasta mediante un pliego de condiciones sociales».

Una forma de vivir en compañía y rodeado de amigos, ideada en los países escandinavos, busca su hábitat en la Región como una alternativa de vida para las personas mayores. Es el cohousing, un modelo de vivienda colaborativa en la que sus inquilinos son cooperativistas de una urbanización en la que comparten zonas comunes al tiempo que tienen sus propias viviendas. Se trata de una iniciativa todavía sin explorar en la Región de Murcia, pero ya hay al menos tres proyectos que quieren instalarse en la Región. El pasado 8 de octubre, la Asamblea Regional dio luz verde por unanimidad a una moción de Ciudadanos, que solicitaba la implantación de este iniciativa para las personas mayores.

El cohousing pretende ser un punto de encuentro entre vecinos, para que se conozcan y se ayuden entre sí y está diseñado para fomentar actividades al aire libre, como así explica el diputado regional de Ciudadanos Juan José Molina. Los inquilinos tienen su espacio íntimo, pero también pueden compartir servicios y el ocio, como el deporte, el arte, las actividades en grupo... Aunque su origen es intergeneracional, el parlamentario considera que son una alternativa a las residencias de ancianos. «Es una manera de ofrecerles una solución a aquellas personas que no quieren ser una carga para sus familias y que quieren llevar una vida muy activa y no estar solos».

La fórmula jurídica del cohousing es la cesión de uso. «Los cooperativistas ponen el dinero y cuando pasa el tiempo y esas personas deciden mudarse o fallecen, tanto ellas como sus herederos, pueden recuperar la inversión», explica Molina, quien detalla que esta fórmula hace que la propiedad de la casa siempre sea de la cooperativa, «de manera que no se pueda especular». Ciudadanos también reclama a las administraciones que pongan facilidades para el terreno («que sea asequible») y ofrezcan asesoramiento para explicar cómo es la vida en el cohousing. Desde la Comunidad no ponen ninguna objeción y señalan que ya existen recursos para el cohousing que han sido «promovidos por inversores privados».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook