20 de octubre de 2018
20.10.2018
La Opinión de Murcia
Justicia

El Supremo deja en el aire el fallo sobre el impuesto de las hipotecas

La sentencia que obliga a los bancos a pagar el tributo aplicado a las escrituras traslada a las comunidades la devolución del dinero recaudado desde 2014

19.10.2018 | 23:30
Sede del Tribunal Supremo en Madrid.

El Tribunal someterá el fallo a un pleno tras el vendaval que ha provocado en la banca.

La polémica sentencia que obliga a los bancos a pagar el Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados que se aplica a las escrituras de las hipotecas ha quedado en el aire. El presidente de la Sala de lo Contencioso del Tribunal Supremo, Luis María Díez-Picazo, optó ayer por dejar en suspenso el fallo de la Sección Segunda que, además de provocar un vendaval en la Bolsa, ha situado la pelota en el tejado de las comunidades autónomas, que serían las que tendrían que devolver la recaudación generada por la firma de escrituras de los créditos hipotecarios durante los últimos cuatro años. La solución definitiva será decidida por el pleno de la Sala, que está compuesto por 31 magistrados.

La sentencia había provocado una caída de las cotizaciones de las entidades financieras en la Bolsa este viernes, que cambió de signo a mediodía cuando empezó a tomar cuerpo el criterio de que, si alguien tiene que devolver el dinero abonado indebidamente por los clientes de los bancos que han firmado una hipoteca desde 2014 serían las comunidades, dado que el Impuesto sobre los Actos Jurídicos Documentados es uno de los tributos cedidos por el Estado a las autonomías.

La decisión del presidente de la Sala de lo Contencioso de dejar en suspenso la sentencia hasta que resuelvan los más de 30 magistrados que la integran ha creado además una situación de desconcierto y de inseguridad jurídica, dado que en este momento hay una sentencia publicada frente a un comunicado, que remite el fallo definitivo a la decisión del pleno.

En el comunicado publicado en la web del Supremo, Díez-Picazo indica que, a la vista de que la sentencia supone «un giro radical en la jurisprudencia y habida cuenta de su enorme repercusión económica y social», quedan «sin efecto todos los señalamientos sobre recursos de casación pendientes con un objeto similar», mientras que deja en manos del pleno de la Sala «el conocimiento de alguno de dichos recursos pendientes, a fin de decidir si dicho giro jurisprudencial debe ser o no confirmado».

Por su parte, la Asociación Española de la Banca (AEB) da por hecho que la sentencia que grava la constitución de las hipotecas solo tendrá efectos a partir de la fecha de publicación. El portavoz de la AEB, José Luis Martínez Campuzano, explicó que el fallo «cuestiona la retroactividad de la norma», por lo que los bancos sólo deberán pagar el impuesto sobre las hipotecas constituidas desde la publicación de la sentencia, es decir, a partir de ayer. El representante de la patronal de la banca recordó que se trata de una resolución de carácter tributario, que no entra en la relación entre bancos y clientes, sino que afecta a la relación entre contribuyente y Hacienda.

Según apuntó el secretario general de Gestha, José María Mollinedo, si se mantuviera el fallo de la Sala de lo Contencioso, la Comunidad tendría que devolver el dinero recaudado desde 2014 en la Región, mientras que el dinero de los años anteriores, ya prescritos, tendría que ser abonado por las entidades financieras. Gestha apunta que los ciudadanos tendrían que emprender acciones legales contra la entidad bancaria y solicitar estas devoluciones, que no prescriben, puesto que el Supremo ha anulado el artículo del Reglamento que establecía que eran los clientes bancarios quienes pagaban el tributo, aunque de momento queda en el aire.

Por su parte, Adicae ha convocado asambleas en su sede de Murcia (los días 20 y 23 de octubre) y en el hotel Catalonia (el 22, a las 18.30 horas) para aclarar la situación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas