10 de octubre de 2018
10.10.2018
La Opinión de Murcia
Ayudas

Las promotoras quieren construir los primeros edificios para alquilar

El Plan de Vivienda 2018-2021 contempla ayudas para las empresas y para los inquilinos

09.10.2018 | 20:56
Edificio en construcción en la zona norte de Murcia.

La Comunidad recuerda que habrá 37 millones en ayudas para fomentar el arrendamiento

Empresas de la Región han presentado ya varios proyectos para la construcción de unas 400 casas de alquiler, acogiéndose a las ayudas contempladas en el Plan de Vivienda que ha echado a andar este año. La Consejería de Fomento precisa que el Plan 2018-2021 destinará 37 millones para el arrendamiento, de las que pueden beneficiarse tanto los promotores que se decidan a edificar como los inquilinos.

Vivir de alquiler puede ser una alternativa real a la propiedad de la vivienda, especialmente para los jóvenes que son los que siguen teniendo mayores dificultades para comprar una casa. Sin embargo, los datos difundidos por el Consejo General del Poder Judicial sobre los desahucios registrados en el segundo semestre del año muestran un repunte de los desalojos provocados por el impago del arrendamiento. La Región encabeza el crecimiento de los desahucios entre abril y junio, con un incremento del 31,6%, pero 425 casos de los 992 registrados están motivados por incumplimientos de los inquilinos, lo que pone de manifiesto la necesidad de dotar al mercado de casas asequibles.

El presidente de la Asociación de Promotores Inmobiliarios de la Región, José Hernández, calcula que se han presentado a la Consejería de Fomento unas 400 solicitudes de ayudas para la construcción de viviendas de alquiler. Destacó que uno de los proyectos con mayor número de casas se sitúa en la Copa de Bullas.

Por su parte, el presidente de la Federación de Empresarios de la Construcción (Frecom), Luis Fernández Mula, precisó que el Plan de Vivienda establece ayudas para el promotor que esté dispuesto a mantener las viviendas en régimen de alquiler durante un plazo de 25 años, lo que implica «una inversión de futuro», que resulta algo diferente del beneficio que pueda reportar la construcción destinada a la venta inmediata.

No obstante, apuntó que también existe la posibilidad de destinar la mitad del edificio al alquiler y otra mitad a la venta. A su vez, el inquilino con unos ingresos reducidos que cumpla los requisitos exigidos también podrá conseguir ayudas que pueden alcanzar hasta el 50% del arrendamiento.

Por su parte, la Consejería de Fomento precisó ayer que «el Plan de Vivienda 2018-2021 destinará más de 37 millones a promover el acceso a una casa mediante el alquiler» y destacó que «el Gobierno regional hace una apuesta firme por facilitar el acceso a la vivienda». Fuentes de Fomento especificaron que el nuevo plan contempla «líneas de ayudas para facilitar el acceso a la vivienda a los jóvenes mediante el alquiler o adquisición, para ofrecer una vivienda destinada a evitar un desahucio y para fomentar el parque de viviendas destinadas al arrendamiento».

Recordaron igualmente que la Consejería dispone de «un parque de 3.000 viviendas públicas destinadas a familias con unos ingresos medios de 650 euros al mes. El 80% de estas viviendas son en régimen de alquiler».

Los jóvenes y otros colectivos también podrán conseguir ayudas para comprarse una casa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas