06 de octubre de 2018
06.10.2018
La Opinión de Murcia
Cumbre

No descartan movilizaciones como las de hace un año

Los dirigentes de las organizaciones patronales y sindicales están dispuestos a salir a la calle

06.10.2018 | 04:00
No descartan movilizaciones como las de hace un año

Los representantes de las organizaciones reunidas ayer en la sede de la CROEM no descartan incluso la posibilidad de convocar movilizaciones si sus demandas no son escuchadas, tal y como ocurría en Valencia en noviembre de 2017, cuando la patronal y los sindicatos salieron a la calle para exigir al Gobierno central una financiación autonómica más justa.

Una multitudinaria manifestación organizada por UGT-PV y CC OO-PV junto a la patronal autonómica CEV, con el apoyo de PSPV, Compromís y Podemos, recorrió el centro de Valencia el 18 de noviembre del pasado año para mostrar la unidad de la sociedad en torno a una financiación. La convocatoria podría repetirse, pero sumando también a las organizaciones empresariales y sindicales de la Región presentes en la cumbre de ayer.

El presidente de la CROEM, José María Albarracín, que ejerció de anfitrión, no descarta que llegue a producirse una convocatoria conjunta para «salir a la calle» a defender el Trasvase, las infraestructuras y un reparto más equitativo de la financiación, aunque apuntaba que «no hemos nacido para eso».

Por su parte, el representante de CC OO de la Comunidad Valenciana, Arturo León, recordó que «el 18 de noviembre del año pasado salió a la calle toda la sociedad civil». Añadió que esta año también había previstas concentraciones en todos los ayuntamientos. Al igual que había planteado el secretario general de UGT-PV, Ismael Sáez, Arturo León también considera necesario que el Gobierno aporte 16.000 millones adicionales a la financiación autonómica para resolver las necesidades de las comunidades maltratadas. Por su parte, el secretario general de UGT en Murcia, Antonio Jiménez, añadió que el nuevo modelo de reparto autonómico debe eliminar la cláusula del ´statu qu0´, que consolida las desigualdades al mantener los privilegios existentes.

Los organizadores --los sindicatos UGT-PV y CCOO PV junto a la patronal autonómica CEV, con el apoyo de PSPV, Compromís y Podemos-- quieren que esta cita sea "histórica" y no sea vista como un "ejercicio de victimismo", para que "el lunes, todos los grupos políticos se sienten a negociar" sobre el reparto de fondos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook