30 de septiembre de 2018
30.09.2018
Ayudas

Abren el plazo de solicitud de ayudas para construir viviendas de alquiler

Los promotores tienen un mes para presentar su plan de actuación sobre las 408 casas que conforman el programa

30.09.2018 | 04:00

Desde el día de hoy, la Consejería de Fomento de la Región de Murcia ha abierto el plazo de solicitud de ayudas para la construcción de viviendas de alquiler correspondientes al Plan 2018-2021. En total, se trata de la construcción de 408 inmuebles, de los cuales 269 irán destinados a personas mayores de 65 años.

Los promotores inmobiliarios de la Región tienen hasta el 30 de octubre para presentar las solicitudes de ayudas, que tendrán que ir acompañadas por una descripción de la actuación y un estudio de viabilidad. La Consejería de Fomento ya ha recibido las primeras peticiones de estas subvenciones, las cuales están enmarcadas en dos programas de fomento del parque de viviendas al alquiler del Plan de Vivienda de la Región de Murcia 2018-2021.

Existen dos líneas de ayudas sobre esta materia, una destinada a personas con escasos recursos económicos, y otra para personas mayores de 65 años o personas con discapacidad.

La secretaria general de Fomento e Infraestructuras, Yolanda Muñoz, acompañada por el director general de Ordenación del Territorio, José Antonio Fernández Lladó, fue la encargada de comentar las principales novedades de este plan de actuación, el cual estará dotado con una inversión de ochenta millones de euros.

Muñoz explicó que, una vez presentada la documentación requerida a los promotores de las viviendas, se trasladará a la Comisión Mixta del Plan de Vivienda de la Región de Murcia, que, durante este año, deberá resolver la solicitud y conceder las ayudas para que estos puedan comenzar la construcción de los edificios.

El objetivo de las ayudas del programa general es fomentar el parque de viviendas, ya sean nuevas o procedentes de la rehabilitación, destinadas al alquiler o cedida en uso, tanto de titularidad pública como privada, durante un plazo mínimo de 25 años. En el caso del destinado a personas mayores y personas con discapacidad, también incluye la rehabilitación para destinarlas durante un plazo mínimo de 40 años al alquiler o la cesión de uso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook