18 de septiembre de 2018
18.09.2018
Proyectos

La Región puede perder 70 millones de inversión en el Mar Menor

El consejero de Agricultura advierte de que los proyectos financiados con fondos europeos se quedarán sin ayudas si no están ejecutados en 2021

17.09.2018 | 21:58
La Región puede perder 70 millones de inversión en el Mar Menor

Teme que el Ministerio parta de cero y retrase su puesta en marcha.

La Región puede perder 70 millones de euros destinados a inversiones en el Mar Menor que cuentan con ayudas europeas y deben estar acabadas en 2021. El consejero de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca, Miguel Ángel del Amor, advirtió ayer ante los agricultores que asistieron a la presentación del documento que recoge las alegaciones al plan 'vertido cero' de que será difícil cumplir los plazos establecidos por la Unión Europea para ejecutar los proyectos incluidos en el programa de Inversiones Territoriales Integrales (ITI) «si empezamos desde cero», debido a los complejos trámites que deben superar antes de que pasen tres años.

El documento consensuado por la Consejería con los regantes, las organizaciones agrarias y otros colectivos implicados en la regeneración del Mar Menor recoge las 55 alegaciones al plan presentado por la anterior ministra de Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, días antes del cambio de Gobierno propiciado por la moción de censura. Las propuestas elaboradas desde Murcia al 'Proyecto informativo de estudio de impacto ambiental del análisis de soluciones para el objetivo del vertido cero al Mar Menor proveniente del Campo de Cartagena' contemplan una inversión de 900 millones de euros en infraestructuras destinadas a impedir que la agricultura perjudique al Mar Menor.

Las primeras actuaciones de regeneración de la laguna fueron las recogidas en el programa de Inversiones Territoriales Integrales (ITI), un instrumento financiero que en 2016 permitió al Mar Menor colarse entre los tres proyectos singulares seleccionados en España. Esta figura permite que otras administraciones aporten financiación a los proyectos que se ejecuten. Entre las inversiones recogidas en el ITI del Mar Menor figura la planta desnitrificadora de El Mojón, que permitiría verter al Mediterráneo la salmuera a través del emisario submarino.

También incluye la construcción de tanques de tormenta y de conducciones destinados a evitar que las aguas pluviales provoquen arrastres de materiales hacia las playas marmenorenses. A su vez, la Consejería de Fomento debía aplicar otras medidas de carácter urbanístico destinadas a reducir la presión sobre la laguna y a impedir los fondeos ilegales.

El consejero de Agricultura recordó que «con el anterior Gobierno ya se gestó un plan de infraestructuras», que debía financiarse con fondos europeos y ejecutarse antes de 2021. El problema, según apuntó Del Amor, es que todas las infraestructuras requieren «la redacción de un proyecto, la evaluación de impacto ambiental y la ejecución, por lo que hay que ponerse en marcha ya para llegar a 2021».

Miguel Ángel del Amor advirtió de que si el Ministerio no pone en marcha con rapidez las medidas recogidas en este programa europeo, se perderían ayudas y quedarían sin financiación inversiones por importe de 70 millones de euros. Aunque apuntó que existe la posibilidad de pedir una prórroga a Bruselas, consideró que la Unión Europea «podría denegarla».

En la presentación de las alegaciones recogidas en el documento que ahora será remitido al Ministerio el responsable de Agricultura explicó que las alegaciones al plan de 'vertido cero' son el fruto de 15 encuentros mantenidos durante los últimos tres meses. Contiene 21 propuestas de actuación destinadas a evitar que los caudales procedentes de los pozos de aguas salobres utilizados para riego en el Campo de Cartagena acaben en el Mar Menor, así como medidas de control telemático de las extracciones y de la salmuera.

En cualquier caso, todas estas actuaciones requieren la construcción de un nuevo salmueroducto para conducir las salmueras hasta las plantas de tratamiento previstas en el Mar Mediterráneo, una en El Mojón y otra en Cabo de Palos, junto a la depuradora de aguas residuales. El documento contempla también la extracción de caudales procedentes del acuífero cuaternario situado a orillas del Mar Menor cuya finalidad es evitar aportaciones de agua dulce a la laguna.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook