24 de agosto de 2018
24.08.2018
RM-1

La autovía que acabará con la huerta

Agricultores y vecinos advierten de que el segundo trazado de la carretera que conecta Zeneta con Santomera se llevará por delante un centenar de canales de riego tradicionales

23.08.2018 | 21:57
Una vecina señala el merancho de Gil, uno de los canales de la huerta de Santomera que se verán afectados por el trazado de la RM-1, entre Zeneta y este municipio.

Siguen sin estar conformes. Vecinos afectados por el trazado de la autovía RM-1, conocida popularmente como la 'del bancal', y la Junta de Hacendados de la Huerta de Murcia han presentado una vez más alegaciones contra el segundo proyecto que ha elaborado la Consejería de Fomento e Infraestructuras murciana. Todos advierten de que va a afectar e «interrumpir» un centenar de cauces de riego tradicionales que siguen afectados por el nuevo trazado, lo que puede poner en peligro la continuidad de la actividad agrícola en la zona.

Diego Frutos, presidente de la Junta de Hacendados, explicó ayer que cualquier obra que se quiera hacer en la huerta va a afectar a los canales de riego, pues cada 50 metros hay un cauce, un brazal, un merancho o una acequia...

«Nosotros, cuando se publicó el primer trazado propuesto por la Consejería, presentamos un catálogo de afecciones que considerábamos que se tenían que cambiar, pero no todos se han contemplado», destacó, indicando que en Santomera va a perjudicar el Merancho de Gil y otros cauces mayores.

«No podemos perder la capacidad de utilizar ni estos canales ni los caminos de servicio para poder acercarnos y realizar las labores de limpieza», apuntó Frutos, y señaló que la Junta ya ha presentado otra serie de alegaciones en contra esta segunda propuesta de Fomento. Todos los cauces, grandes y pequeños, dijo, son necesarios para la huerta y deben respetarse al máximo.

«Con carácter general, esta autovía no beneficia en nada a la huerta; por lo que pedimos a la Comunidad que, aunque sea una obra que vaya a beneficiar a mucha gente, que perjudique lo menos posible a otros», concluyó.

No recoge la legislación actual

Por su parte, la plataforma que agrupa a expropiados, afectados directos e indirectos y vecinos de las localidades afectadas por el trazado, volverán alegar en contra del proyecto.

Tras estudiar las modificaciones introducidas, la plataforma contra la autovía (que en la primera alegación presentó más de 4.000 firmas en contra), sigue considerando que el estudio informativo no cumple los objetivos del mismo; no recoge la legislación actual, ni tampoco refleja la situación actual de la zona.

«Además el Gobierno regional no ha tenido en cuenta las alegaciones particulares de afectados por las expropiaciones, ni las alegaciones que alertan de la construcción de la autovía en zonas altamente inundables y protegida por reales decretos de aguas desde 2015», explicaron en un comunicado.

Y añadieron que tampoco se han tenido en consideración las alegaciones sobre el impacto impacto ambiental, social y cultural que tendrá la obra sobre el entorno y los vecinos de las poblaciones afectadas.

En la plataforma subrayaron que la administración regional no ha considerado «la tendencia legislativa propia que busca proteger la huerta de Murcia y la de Santomera».

Los afectados, por último, indicaron que habían comprobado que tampoco se han atendido las alegaciones de los empresarios, que alertaron a la Consejería que la autovía no solucionará sus problemas de comunicaciones en esta zona.

Cambios en el trazado

La Consejería de Fomento e Infraestructuras ha introducido una serie de modificaciones en el trazado.

Entre las más significativas, apuntaron a esta Redacción, figura el desdoblamiento de la carretera Santomera-Abanilla (RM-414), entre el segundo enlace (que se reubica y denomina 'Santomera Norte') y la conexión con la autovía A-7, manteniendo la ubicación del trazado aprobado para el Enlace Santomera Sur.

La traza se desplaza para aumentar la distancia con el núcleo urbano de Santomera y el monte Cabezo Morales, «para minimizar cualquier tipo de afección».

También se ha triplicado la longitud del falso túnel que pasa de 460 metros a 1.460 metros y, además, «mejoran las condiciones acústicas y de visibilidad de la zona de expansión urbanística del municipio de Santomera».

También se han actualizado los enlaces del nuevo trazado con la autovía del Reguerón y las carreteras regionales con los que se conecta, adaptándolos en Beniel, con la RM-330 (Beniel-Alquerías) y la autovía del Reguerón.

Por último, se ha aumentado el número de viaductos, al pasar de tres a cuatro, con una longitud total de 3.750 metros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook