Según han informado desde el Centro de Coordinación de Emergencias 112 en la Región de Murcia, las playas a la derecha del espigón en Calblanque han sido cerradas al público por alta acumulación de medusas.

La playa de Las Sirenas, en La Manga, también ha izado la bandera roja por el mismo motivo.

Ayer mismo se tuvo que izar la amarilla en determinadas zonas tanto de La Manga como de Cabo de Palos por estos invertebrados, que junto a las microalgas amenazan el baño en el Mediterráneo.

Este verano, debido a las altas temperaturas, la llegada de medusas al litoral de la Región ha sido continuo. De hecho, el pasado martes Protección Civil atendió a decenas de personas heridas por las dolorosas picaduras.