23 de julio de 2018
23.07.2018
Salud

Bares y restaurantes murcianos deberán seguir un protocolo para celíacos

Revisarán los ingredientes de los platos para comprobar que estén exentos de gluten y estudiarán el procedimiento que siguen los alimentos en la cocina para evitar la contaminación cruzada

23.07.2018 | 12:06
Convenio de colaboración entre la Consejería de Salud y la Asociación de Celiacos de Murcia

Los establecimientos hosteleros y espacios públicos que sirven comidas, como hospitales, deberán seguir a partir de hoy un protocolo para personas celíacas, con un control de la contaminación cruzada que pueda producirse en las cocinas para la integración de las personas que padezcan esta enfermedad.

El consejero de Salud, Manuel Villegas, y la presidenta de la Asociación de Celíacos de Murcia, Carmen Rabadán, han firmado hoy un acuerdo por el que restaurantes, comedores, hospitales o 'caterings' deben seguir unas pautas y control de los alimentos en las cocinas, al que ya se han adscrito algunos establecimientos.

Según Carmen Rabadán, el protocolo obliga a revisar los ingredientes de los platos para comprobar que estén exentos de gluten, ver el procedimiento que siguen los alimentos en la cocina, como el transporte y utensilios empleados en ellos, para evitar la contaminación cruzada, y la correcta formación del personal de los establecimientos.

La asociación ha puesto a disposición de todos los usuarios una lista con estos restaurantes en su página web.

Las personas que padecen la enfermedad celíaca deben seguir una estricta dieta sin gluten de por vida, ya que es su único tratamiento, que además les sirve para evitar otras enfermedades asociadas, como diabetes tipo 1, linfoma intestinal, hepatitis, dermatitis, endocrinopatías o carcinomas de intestino.

Por el contrario, si no se sigue la dieta sin gluten se pueden producir daños intestinales o malnutrición, además de dolores abdominales o anemia.

En la Región de Murcia hay actualmente 7.000 personas celíacas, pero según ha informado Rabadán puede haber hasta 15.000 ya que aún no están diagnosticadas debido a que los síntomas para detectarla son muy diversos, especialmente en los adultos.

Esta enfermedad no es hereditaria pero es necesario tener unos marcadores genéticos para desarrollarla, por lo que los familiares de primer grado deben hacerse las pruebas.

La presidenta de la asociación ha explicado que al contrario de lo que se suele pensar la celiaquía no es una enfermedad infantil ya que se puede detectar en la edad adulta, pero sí que es más fácil detectarla a una edad temprana, ya que los síntomas digestivos son más claros en los niños.

Por su parte, el consejero de Salud, Manuel Villegas, ha informado de que el protocolo es fruto del trabajo desarrollado en el último año su departamento con técnicos de la asociación. 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook