21 de julio de 2018
21.07.2018
Aeródromo

El aeropuerto de Corvera tendrá ocho controladores aéreos

Aviación Civil adjudica la gestión de la torre a una compañía participada por Ferrovial en 7,8 millones

20.07.2018 | 23:03
El aeropuerto de Corvera tendrá ocho controladores aéreos

El contrato tiene el visto bueno de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea.

Una compañía participada por Ferrovial se ha adjudicado el control aéreo de los vuelos de Corvera. El equipo que aporta la compañía Ferronats está compuesto por ocho profesionales, uno de los cuales ejercerá como jefe de torre, según informó ayer la empresa concesionaria del aeropuerto, la sociedad estatal Aena. La adjudicación del servicio de control aéreo es uno de los requisitos que debe cumplir el aeropuerto para conseguir la autorización de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) que permitirá su apertura. El propósito de la compañía estatal que consiguió el contrato de la Comunidad Autónoma para gestionar Corvera es ponerlo en funcionamiento para mediados del próximo mes de enero.

La Dirección General de Aviación Civil ha designado a Ferronats como proveedor de los servicios de control de tránsito aéreo en el aeropuerto internacional de la Región a petición de Aena Sociedad Concesionaria del contrato de Corvera, previo informe favorable de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea, que ha establecido los requisitos técnicos y operativos para la prestación de este servicio, y de CIDEFO (Comisión Interministerial integrada por representantes de Defensa y Fomento).

El consejo de administración de la concesionaria aprobó el pasado 27 de abril la adjudicación del servicio de control de tráfico aéreo a Ferronats, por un importe de 7.894.990 euros y una duración de ocho años desde el inicio efectivo del servicio, prorrogables por uno más.

El número de controladores habilitados encargados de este servicio será de ocho, uno de los cuales será el jefe de torre.

Ferronats está participada por Ferrovial y NATS, el proveedor británico de servicios de navegación aérea.


La labor de control que Ferronats realizará desde la torre abarca la fase en que los aviones entran y salen del aeropuerto, es decir, la fase final de descenso y la inicial de despegue, así como el movimiento de las aeronaves en tierra. Este servicio, junto con la certificación del aeropuerto por parte de la AESA es uno de los hitos fundamentales en la tramitación de las autorizaciones que precisa el aeropuerto para su puesta en marcha. El proceso de certificación de la infraestructura aeroportuaria es complejo e implica a diferentes organismos», informaba ayer Aena.

La concesionaria también ha realizado ya los vuelos de calibración necesarios para confirmar el correcto funcionamiento de los sistemas de comunicación y de los equipos utilizados en las operaciones de despegue y aterrizaje de los aviones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook