10 de julio de 2018
10.07.2018
La Opinión de Murcia
Salud

Investigan los primeros casos de hepatitis en pacientes de iDental

La Consejería de Sanidad valenciana estudia un posible contagio en estos centros odontológicos por irregularidades en la esterilización del instrumental y el uso de material caducado

09.07.2018 | 21:43
Reunión de afectados en la clínica de iDental de la pedanía murciana de Cobatillas en pasado mes de junio, tras el cierre de los establecimientos.

Desde Murcia afirman que no se ha diagnosticado ningún caso nuevo desde hace semanas.

El cierre repentino de las clínicas de la empresa de odontología iDental ha dejado muchos más quebraderos de cabeza que los meramente económicos para aquellos pacientes que han visto sus tratamientos dentales a medio terminar y sin acabar de pagar.

La denuncia de un odontólogo que llegó al Defensor del Paciente, publicada la pasada semana por LA OPINIÓN, de que en estas clínicas no se seguían los procedimientos recomendados para la esterilización del material, lo que podía conllevar el contagio de enfermedades infecciosas como el sida o la hepatitis C, ha llevado a varias comunidades autónomas a ponerse a disposición de los pacientes por si precisan algún tipo de prueba para descartar posibles contagios, entre ellas la Consejería de Salud murciana.

Desde la Generalitat Valenciana han anunciado que investigan un posible contagio de hepatitis C y de otros virus tras detectar irregularidades en la esterilización del instrumental y material caducado. Además, ha propuesto abrir un expediente sancionador a un establecimiento de la empresa en la ciudad de Valencia. Concretamente al ubicado en la calle Mariano Cuber, del barrio de Canyamelar.

Pese a que la Consejería de Sanidad valenciana ha indicado que a Alta Inspección «no le consta ninguna denuncia y que se han seguido todos los protocolos oportunos así como las inspecciones correspondientes», lo cierto es que los clientes de estas clínicas están «más que preocupados» y aseguran que ya tienen programadas, por iniciativa propia, sus pruebas de detección de VIH y hepatitis.

Es el caso de Francisco, un joven vecino de Valencia de 34 años que comenzó su tratamiento de ortodoncia en la clínica iDental y al que le han dejado el proceso a mitad. Tanto es así, que se enteró del cierre de la empresa cuando acudió a su cita programada el mes pasado «y cuando llegué, estaba todo desmantelado». «El próximo 13 de julio ya tengo cita para hacerme los análisis», comenta a este periódico. La recomendación de llevar a cabo estas pruebas viene también de la Plataforma de Afectados por iDental Valencia, que lleva en funcionamiento varios años y que realiza sesiones informativas periódicamente junto con abogados que asesoran a los damnificados.

La alarma saltó con el caso de R., una valenciana viuda de 62 años que ha resultado estar infectada por hepatitis B. «Por suerte la enfermedad se ha estabilizado pero lo estoy pasando muy mal, tanto que estoy en tratamiento con antidepresivos», explica a este diario. R. (quien desea mantener el anonimato), quien decidió someterse a las pruebas de detección de VIH y hepatitis el año pasado, tras informarse de que exempleados de las clínicas aseguraban que no se guardaba el celo necesario en la higiene del material. Una denuncia que desde el Defensor del Paciente aseguran que hicieron llegar a todas las consejerías responsables y al Fiscal General del Estado.

Esta valenciana, que ha puesto el caso en manos de abogados, afirma que no ha mantenido «ningún comportamiento de riesgo» para el contagio de la hepatitis B que le ha sido diagnosticada.

Desde la Consejería de Salud de la Región de Murcia explican que en el Servicio de Epidemiología «no ha sido notificado ningún caso de hepatitis C relacionado con esta clínica dental hasta la fecha», al tiempo que indican que hace varias semanas que no se ha declarado ningún casi de hepatitis C nuevo.

No obstante, Salud explica a LA OPINIÓN que ayer mismo se declaró un caso de hepatitis B crónica en Jumilla que ha sido notificado al tratarse de una EDO (enfermedad de declaración obligatoria), del que ya se ha recabado información y cuya afectada no estaría relacionada con la clínica iDental.

Sol Sánchez , que gestiona la Plataforma de Afectados por iDental Valencia, también se sometió a las pruebas del virus, dando negativo en todas ellas. «Sabía que había gente que sufría estas enfermedades y vi, durante mi asistencia a iDental, comportamientos por parte del personal que no eran normales. Aunque eso sí, tuve otras afecciones que ya remitieron», señaló Sánchez.

Otra de las pacientes de esta cadena de clínicas dentales es María Ángeles, de 39 años y también vecina de Valencia. «En un par de semanas iré a hacerme los test de VIH y hepatitis». Tomó esta decisión tras acudir a una de las reuniones informativas de la plataforma que gestiona Sánchez en la que se recomendó a los asistentes que se las hicieran. No en vano, como ya publicó este diario, la Asociación Defensor del Paciente de Murcia recomendó hace unos días a quienes pasaron por iDental que se sometiesen al test de VIH.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook