09 de julio de 2018
09.07.2018
Obras

Las rampas para barcos de recreo en el Mar Menor no estarán este verano

Las obras para instalar los accesos de las embarcaciones a la laguna están ya adjudicadas para cuatro playas de San Javier y Cartagena

08.07.2018 | 22:41
Ubicaciones de los futuros puntos de acceso para embarcaciones.

Instalar diversos puntos de acceso al Mar Menor para pequeñas embarcaciones de recreo fue uno de los planes que la Consejería de Fomento diseñó con el fin de acabar con los fondeos ilegales en la laguna. El pasado sábado el Boletín Oficial de la Región de Murcia hacía oficial la adjudicación de esas obras de instalación para cuatro playas ubicadas en los términos municipales de Cartagena y San Javier, pero no estarán para este verano, según han asegurado desde la propia Consejería, que añaden que será ya después de la temporada estival cuando se comiencen las obras «para no molestar a los bañistas».

Este plan de dirección general de Transportes, Costas y Puertos buscaba también disminuir y racionalizar las entradas y salidas de las pequeñas embarcaciones al Mar Menor, que en una primera fase contaba con la creación de cinco accesos, según especificó la Consejería hace justo un año. Sin embargo, sólo se han adjudicado cuatro, quedando fuera la playa de El Molino de La Manga (San Javier). En concreto, los puntos de accesos se habilitarán en las playas cartageneras en Los Urrutias, Islas Menores, Playa Honda, y la Playa del Atalayón, de San Javier.

Uso recreativo y turístico

Desde la Consejería señalan que «se trata de la instalación de rampas para facilitar a los usuarios la operación de entrada y salida de sus embarcaciones, de forma que podrán tenerlas guardadas en tierra y sacarlas a navegar con facilidad cuando lo deseen». Estas obras se han adjudicado por más de 124.000 euros y están cofinanciadas entre la Comunidad y la Unión Europea, a través de los fondos Feder, y se enmarcan en el Plan de Ordenación de Usos del Mar Menor.

Esta instalación, señalan, buscará hacer compatibles los usos recreativos o turísticos con los valores ambientales al fomentar la navegación responsable. La mayoría de los puntos de acceso serán perpendiculares a la costa, «con el fin de ocupar la mínima superficie de terreno», explican. Tendrán una anchura máxima de seis metros y una longitud variable que dependerá de las necesidades de cada zona.

Las rampas estarán compuestas por dos tramos de diferente material, serán desmontables, estarán unidas entre sí por argollas-grietes de acero inoxidable y llegarán a las zonas donde exista arena no cohesionada y que pueda dificultar la entrada de los vehículos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Tu servicio WhatsApp


Noticias Levante-EMV WhatsApp

Suscríbete

Toda la actualidad local de la Región de Murcia en tu teléfono. Descubre en qué consiste y cómo suscribirte a este nuevo servicio gratuito de alertas informativas por WhatsApp