25 de mayo de 2018
25.05.2018
Agricultura

Las hortalizas, por los suelos

La bajada de los precios no permite a los agricultores cubrir ni la mitad de los costes de producción - La inseguridad hídrica de la Región ha llevado a otras zonas españolas a producir más y han saturado los mercados

25.05.2018 | 08:45
Las hortalizas, por los suelos

Superado el déficit hídrico por unos meses, ahora toca pasar el hundimiento de los precios. No ha sido esta una buena campaña de hortalizas de invierno para los agricultores de la Región, que han visto cómo las grandes cadenas y los intermediarios les están pagando muy por debajo de los costes de producción hortalizas como el brócoli, la alcachofa e incluso la lechuga.

«Estamos terminando la campaña de invierno y el adjetivo que mejor la describe es desastrosa en cuanto a precios», subrayó el presidente de la organización agraria Coag en la Región, Miguel Padilla.

El brócoli se ha pagado a una media de 0,25 céntimos el kilo el producto de la mejor calidad, mientras que a los agricultores les cuesta producirlos 0,40 céntimos. Es decir, que se ha producido una venta a pérdidas.

«Estos son los precios que han primado entre enero y lo que va de mayo», añadió Padilla, quien lamentó, sin embargo, que esta bajada no se haya notado en los lineales de los supermercados y grandes superficies.

«Los consumidores pagan a dos euros el kilo de brócoli; es tremendo lo que pasa», insistió el dirigente agrario, que también cultiva alcachofa y brócoli.

Padilla destacó que debido a estos «ruinosos precios», en zonas del Valle del Guadalentín llevan mes y medio sin cortar la alcachofa, debido a que cuesta más todo el proceso que lo que luego reciben. Y, de nuevo, dijo, el precio para los consumidores no baja de 1,50 euros/kilo en fresco.

La lechuga vivió momentos 'dulces' durante una o dos semanas, pero el resto del tiempo «ha compensado más arar los campos»,apuntó el dirigente agrario.

«Sin duda, los que hacen siempre el 'agosto' a costa de los agricultores son los intermediarios», manifestó Padilla.

La organización agraria tiene previsto recoger todos los datos y en una o dos semanas hacer público un balance de la campaña invernal, así como poner sobre la mesa propuestas para intentar que no se vuelva a repetir. «Los platos rotos siempre los pagamos los mismos», señaló, dejando claro que no le vale el argumento de que se ha plantado mucho, pues «también se ha vendido mucho».

La situación ha sido la misma para los empresarios agrícolas. El presidente de Proexport, Juan Marín, apuntó que «cuando llueve, nos mojamos todos», destacando que se preveía estos resultados.

«Al principio de la campaña, y ante la falta de agua aquí, se especuló demasiado con que no iba a haber producción para atender a los mercados y las grandes cadenas se buscaron otros lugares donde abastecerse», explicó Marín. En el caso del brócoli, por ejemplo, la escasez de agua en el Campo de Cartagena ha trasladado la producción a Extremadura, Andalucía e incluso al norte de Castilla-La Mancha, lugares poco habituales para este tipo de cultivos. Ello ha llevado a una saturación de los mercados con repercusiones «nefastas» para los precios en origen.

«En todos los sectores económicos hay especuladores, pero en concreto en la agricultura, a largo plazo, la especulación no funciona», dejó claro Juan Marín.

La esperanza está ahora en la campaña de fruta de verano. «En principio hay buenas perspectivas, esperemos que se cumplan», deseó Miguel Padilla.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Tu servicio WhatsApp


Noticias Levante-EMV WhatsApp

Suscríbete

Toda la actualidad local de la Región de Murcia en tu teléfono. Descubre en qué consiste y cómo suscribirte a este nuevo servicio gratuito de alertas informativas por WhatsApp

 
Enlaces recomendados: Premios Cine