20 de mayo de 2018
20.05.2018
Costas

Investigadores del IEO prevén pocas medusas en el Mar Menor este verano

En lo que respecta a la vertiente mediterránea del litoral, los expertos advierten que "hay años más problemáticos que otros"

22.05.2018 | 22:28
Imagen de archivo en La Manga

El investigador del Centro Oceanográfico de Murcia y del Instituto Español de Oceanografía (IEO), Ignacio Franco, ha señalado que la presencia de medusas en el Mar Menor está en un ciclo de tendencia descendente y, para este verano, prevé "pocos ejemplares" en aguas de la laguna.

En declaraciones a Europa Press y al ser preguntado por las expectativas para este verano, Franco ha señalado que, a raíz del nuevo problema de eutrofización (acumulación de residuos orgánicos) en el Mar Menor desde hace dos años, los investigadores han detectado que el número de medusas ha ido muy en descenso.

Por ejemplo, Franco cita la especie Aurelia Aurita, que es la autóctona del Mar Menor y que siempre habitó la laguna. Este tipo de medusa suele aparecer entre diciembre y junio, pero Franco sólo ha detectado tres ejemplares este año en su última salida por aguas del Mar Menor, y ya comienza a desaparecer.

Por otro lado, ha recordado que las aguas del Mar Menor también están pobladas por la especie Cotylorhiza, que es la que tiene forma de "huevo frito", y la especie Rhizostoma, que es de color blanco y pica un poco. Ambas son "molestas" y su picadura "no llega a hacer una llaga".

Franco ha explicado que una de estas especies empezaría a aparecer este mes de mayo, con larvas y pequeñas medusas, mientras que la otra especie empezaría a aparecer el mes que viene. "Es pronto para ver lo que va a pasar, pero el año pasado hubo pocos ejemplares de ambas especies", tal y como ha señalado.

Se trata de poblaciones que "fluctúan", pero Franco aclara que es "muy raro" que haya cambios bruscos de un año para otro, ya que se trata de especies que cumplen ciclos. Es decir, la fluctuación sería más progresiva y la tendencia, este año, es descendente "a falta de ver lo que pasa en estos dos meses".

LA EVOLUCIÓN EN EL MAR MEDITERRÁNEO


En lo que respecta al Mar Mediterráneo, Franco explica que sus aguas están habitadas por otra especie denominada Pelagia noctiluca que "pica bastante y hace una herida o llaga" que supura dos o tres semanas hasta que se seca, igual que una quemadura con un alambre al rojo vivo.

Esta especie también presenta años más problemáticos que otros y, cuando es problemática, "llega por miles" a las costas y "no hay nada que hacer" más allá de sopesar si se cierra la playa. "La forma que tienen los bañistas de comprobar la presencia de esta medusa es mirar al puesto de primeros auxilios, porque su presencia se delata por la presencia de una cola delante", tal y como ha indicado el investigador. Lo que se recomienda a cualquier persona que tenga dudas sobre si el baño es seguro ese día, es que se acerque por el puesto de socorristas si lo hay, que con seguridad le informarán.

Este año, recuerda que la especie ya ha dado problemas en la zona de Denia (Alicante), pero señala que en Murcia "estamos bastante protegidos contra ella debido a su distribución". Lo normal, añade, es que "sobre estas fechas suele haber alguna noticia puntual de que aparece en algún punto del litoral".

Cuando empieza el verano, esta especie está concentrada en el golfo de León y, a continuación, el grueso de su población se desplaza hacia el sur y "va dando problemas inicialmente en Cataluña". La mancha de medusas, que está distribuida por todo el Mediterráneo, empieza a bajar hacia el sur cuando comienza el verano, según el patrón que suele seguir.

Sobre el mes de septiembre, con los primeros temporales, esta especie hace su aparición en la vertiente mediterránea de La Manga. "La suerte es que a la Región viene asociada a temporales y son días en los que ya no apetece el baño, por lo que en el agua solo suele haber deportistas que hacen wind-surf y que se quejan porque suelen ser los días que más les gustan", ha añadido Franco.

Por este motivo, este tipo de medusas da pocos problemas en la Región de Murcia a los bañistas normales. Una vez que llega a Cabo de Palos, esta especie sigue hacia el sur y es muy raro que dé problemas en las playas de Mazarrón y Cartagena, donde si llega es a finales de septiembre, casi en octubre.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Tu servicio WhatsApp


Noticias Levante-EMV WhatsApp

Suscríbete

Toda la actualidad local de la Región de Murcia en tu teléfono. Descubre en qué consiste y cómo suscribirte a este nuevo servicio gratuito de alertas informativas por WhatsApp

 
Enlaces recomendados: Premios Cine