04 de mayo de 2018
04.05.2018
Tribunales

Zorita afirma que Agricultura es la culpable del estado actual del Mar Menor

El expresidente de la CHS declaró ayer como imputado en el 'caso Topillo'

03.05.2018 | 22:49
Fuentes Zorita declaró ayer por el ´caso Topillo´.

Afirmó que él actuó "pese a no tener competencias" al ver la "dejación" de funciones de la Consejería

El expresidente de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS), el socialista Salvador Fuentes Zorita, fue ayer muy claro durante su comparecencia ante la jueza del número 2 de Murcia, Miriam Marín, que instruye el 'caso Topillo': la situación actual de degradación del Mar Menor es consecuencia de la «inacción» y dejación de funciones durante muchos años de la Consejería de Agricultura.

Zorita, que fue presidente del organismo de cuenca durante 6 años (del 2014 al 2010), estuvo declarando durante unas cuatro horas, tiempo en el que contestó a todas las preguntas que se le hicieron, 'sin escurrir el bulto'.

El político socialista, que también fue consejero de Política Territorial en los años 80, cuando gobernaban los socialistas en la Región, manifestó que todas las actuaciones que emprendió al frente del organismo de cuenca y que se realizaron en el entorno de la laguna salada fueron para contrarrestar la falta de iniciativa de quienes eran competentes en el caso.

En este sentido indicó que logró que el Ministerio de Agricultura, entonces socialista, declarara de interés general el salmueroducto y la desaladora que se construyeron en esos años, con lo que se pretendía evitar la llegada de vertidos al Mar Menor.

Un salmueroducto que ha sido desmantelado en los últimos meses.


Asimismo, Fuentes Zorita comentó que en la época en la que él estuvo al frente de la CHS el mayor problema de la laguna eran los vertidos de aguas residuales, por lo que puso en marcha una serie de estaciones depuradoras en la zona. Insistió en que no se les puede culpar de que en 2006 no previeran lo que iba a ocurrir una década después.

El expresidente no dudó en preguntarse por qué si el problema actual de contaminación de la laguna había despuntado hace dos años, estando "otros" en los cargos de responsabilidad, sólo estaban imputados él y Charo Quesada, quien le sustituyó en el cargo en 2010 y estuvo dos años al frente de la CHS.

Tampoco entendía por qué si el fiscal fijaba en el año 2013 el momento en el que la CHS empezó a tomar medidas contra la contaminación "y estas no han servido para nada", los actuales responsables se libraban de la causa. Zorita se refiere al presidente Miguel Ángel Ródenas y a su equipo, que llegaron en 2012.

Asimimo, se preguntó en otro momento por qué si el fiscal en su relato de acusación retrata una situación de la laguna que se remonta a hace veinte años, la investigación sólo se centra en los ocho donde estuvo él y Quesada.

Pozos ilegales


Una de las cuestiones en las que más se insistió ayer fue en si Zorita conocía la existencia de pozos y desalobradoras ilegales. El expresidente de la CHS manifestó que, durante su mandato, expediente de denuncia que llegaba, sanción que se imponía: "no nos tembló la mano" si había que poner sanciones o clausurar pozos, dijo, "todo lo denunciado se tramitaba". Sin embargo, eso no implicaba que no hubiera más instalaciones ilegales de las que ellos no tuvieran conocimiento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas