Sacyr reclama al Gobierno murciano un importe de 518,50 millones de euros por la resolución del contrato de concesión del nuevo aeropuerto internacional de la Región, una infraestructura que la comunidad autónoma recientemente readjudicó a Aena a través de un concurso público el año pasado. La compañía que preside Manuel Manrique ha exigido esta cantidad en concepto de liquidación del contrato de concesión a través de un escrito remitido al Gobierno regional el pasado mes de enero, según detalla el grupo en su informe anual de 2017.

Del importe total que reclama esta empresa, 258,6 millones corresponden a los «importes acreditados» de las inversiones y costes en los que Sacyr asegura haber incurrido para la construcción del aeropuerto; otros 35 millones se piden en concepto de sobrecostes; y los 224,82 millones restantes por lucro cesante, es decir, por lo que Sacyr estima que ha dejado de ganar por la anulación del contrato.

De esta forma, el importe que la constructora reclama a Murcia es similar al monto de 555 millones de euros por el que hace más una década, en marzo de 2007, se adjudicó el contrato de construcción y posterior explotación durante cuarenta años del nuevo aeropuerto de Corvera.

A pesar de la resolución y la readjudicación del aeródromo a Aena, el proceso judicial en el que está inmerso el contrato está aún pendiente de que concluya.

En concreto, Sacyr indica que están abiertos 19 recursos contenciosos administrativos contra el Gobierno de Murcia y dos contra la Agencia de Seguridad Aérea. Además, aún no se ha resuelto el recurso de casación que elevó ante el Tribunal Supremo.

El contencioso entre la constructora y la Comunidad murciana tiene su origen en 2013, cuando el Gobierno regional dicta una orden para resolver el contrato con Sacyr alegando incumplimiento de la fecha de apertura al tráfico. A pesar de abrir negociaciones y registrarse avances en cuanto a la construcción y concesión de autorizaciones del aeródromo, la comunidad se quedó con el aeropuerto e inició el procedimiento de liquidación del contrato en marzo de 2016.

Sacyr asegura que, aunque aún no ha recibido de Murcia una valoración de las inversiones realizadas en el aeródromo para poder «alegar lo que corresponda», el pasado 17 de enero presentó un escrito en el que pide al Gobierno regional que dicte resolución por la que «le reconozca el importe de 518,50 millones de euros en concepto de liquidación del contrato».