07 de enero de 2018
07.01.2018
Salud

Obesidad, el cáncer del siglo XXI

Más del 65% de la población de la Región tiene exceso de peso, lo que está detrás de la diabetes, el cáncer y otras enfermedades

07.01.2018 | 04:00

Si hay algo de lo que los murcianos no pueden presumir son las altas tasas de obesidad y sobrepeso que hay en la Región, ya que Murcia se sitúa como la tercera autonomía con los datos más alarmantes, sólo superada por Canarias y Andalucía. Cuatro de cada diez murcianos (41,5 por ciento) de entre 24 y 65 años tienen sobrepeso, y uno de cada cuatro (24 por ciento) sufre obesidad, la gran epidemia del siglo XXI, vinculada directamente a la aparición de enfermedades como la diabetes tipo 2, el cáncer o los problemas de corazón. Así lo pone de relieve el estudio ENPE de Prevalencia de la obesidad general y obesidad abdominal en la población adulta española. Pese a la magnitud del problema, los expertos reconocen que la prevención es casi la única posibilidad de romper con la escalada de casos que actualmente sitúa a Murcia como la tercera autonomía en número de obesos.

Más de la mitad de la población española (60,9 por ciento), y el 65,4 por ciento de la murciana tienen exceso de peso, según este estudio, lo que representa que la Región está un 4,5 por ciento por encima de la media nacional. La prevalencia de obesidad en general y en población adulta en España es alta, aumenta con la edad y es más elevada en mujeres que en varones. Los hombres presentan mayores índices de obesidad general que las mujeres, pero si se analiza la obesidad localizada en la zona abdominal (que sufre un 33,4 por cien de las personadas analizadas) se invierte la tendencia. Tanto la obesidad general como la abdominal aumentan con la edad.
El presidente de la Asociación de Dietistas-Nutricionistas de la Región de Murcia, Luis Hidalgo, señala que hay que ser muy cuidadoso con la alimentación infantil, ya que serán los ciudadanos del futuro. En este caso, explica que el problema de la alimentación de los niños se está viendo en la ingesta masiva de productos procesados y en la falta de ingesta de verduras. «No es necesario engañar al niño con las verduras que está ingiriendo, tampoco premiar con alimentos con un alto contenido en azucares», dice. Además, considera que hay que desterrar la idea de que los niños son maquinas de quemar, ya que su sistema aún no esta formado del todo y al final acaba pasando factura. Frases como ´si es que son niños´ o ´porque yo no pueda ellos no tienen por qué no poder´ se suelen ver repetidas en distintos padres. «Si la alimentación del adulto es equilibrada, será mas fácil que también lo sea la del niño. Miremos por la alimentación de nuestros niños, porque al fin y al cabo, somos lo que comemos», subraya este experto.

A la hora de perder peso, Hidalgo considera que hay que tener en cuenta varios factores como son la edad, la talla, el sexo, el peso total, la actividad física, masa muscular, hábitos alimentarios, estado mental del paciente... «No todos los casos de necesidad de pérdida de peso son los mismos, por lo que elegir estándares de perdida de peso es un error común que se suele cometer a la hora de enfrentarse a un régimen de adelgazamiento», explica el responsable de la Asociación de Dietistas-Nutricionistas de Murcia. Este especialista recuerda que el ´a mi me ha ido bien, se pierden dos kilos por semana´ es un comentario muy común que se suele escuchar y que no se tiene que tener muy en cuenta.
En cuanto a la perdida de peso, Luis Hidalgo explica que la dieta confeccionada por el profesional debe cubrir las necesidades del paciente y, salvo casos muy específicos, no es necesaria la suplementación con ningún tipo de producto, con la alimentación (cuanto mas equilibrada sea mejor) es suficiente. «El problema viene cuando se hacen dietas ´milagro´. Éstas garantizan perdidas de peso masivas en poco tiempo, pero cuando se vuelve a una alimentación equilibrada se vuelve al peso original, por eso, siempre diremos ´no a las dietas milagro´», indica.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook