25 de noviembre de 2017
25.11.2017

Un equipo murciano descubre que un compuesto extraído de la hoja del olivo ayuda a cicatrizar heridas

Los expertos del Instituto de Investigación Biosanitaria buscan ahora ayuda para desarrollar el producto

24.11.2017 | 21:12

Un compuesto obtenido de la hoja de olivo, el ácido oleanólico, es capaz de activar rutas moleculares importantes para la migración de las células del borde de una herida y acelerar su cierre, tal y como concluye un estudio reciente, publicado en Plos One y llevado a cabo por científicos del Instituto Murciano de Investigación Biosanitaria (IMIB)-Arrixaca.

Uno de los miembros del equipo y actualmente decano de la Facultad de Enfermería de la Universidad de Murcia (UMU), David Armero, ha recordado que el aceite de oliva «se usa desde hace mucho tiempo con fines medicinales» pero esta investigación ha permitido averiguar exactamente en qué lugar hay que aplicar exactamente el ácido oleanólico dentro de la célula para que ejerza su acción, algo que no se había descrito hasta ahora. Conocer este lugar exacto permite a los investigadores «conocer la forma química para que el producto surta más efecto».

De esta forma, estos expertos murcianos han descrito por primera vez el mecanismo por el cual algunos extractos de plantas son capaces de promover y mejorar la cicatrización de heridas, según fuentes del Servicio de Información y Noticias Científicas (SINC).

El trabajo optimizará el cierre de heridas cutáneas, como el pie diabético o las úlceras por presión, que afectan al 1% de la población. Los resultados obtenidos, publicados en la revista Plos One, son claves para desarrollar nuevos fármacos y estrategias para optimizar el cierre de heridas cutáneas en general y heridas crónicas en particular, como el pie diabético o las úlceras por presión. Estas lesiones afectan al 1% de la población, representando su tratamiento y el de sus complicaciones hasta un 3% del gasto sanitario total. El equipo, coordinado por Francisco J. Nicolás, está compuesto por los profesores de la UMU María Ruzafa, Antonio Jesús Ramos y David Armero, y los investigadores Ángel Bernabé y Sergio Liarte del IMIB-Hospital Universitario de la Arrixaca.

Sin embargo, los investigadores explican que hace falta "mucha financiación" para desarrollar todo este proceso, y necesitan el respaldo de empresas que aporten el dinero y pasar todos los filtros que establece el Gobierno central para desarrollar el proyecto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook