La acusación popular de la rama murciana del caso Púnica ha solicitado la apertura de juicio contra el expresidente Pedro Antonio Sánchez, para el que piden nueve años de prisión, y su asesor David Conesa al magistrado que instruye el caso en el Tribunal Superior de Justicia de Murcia.

Según el escrito de acusación, la Asociación de Abogados Demócratas por Europa (ADADE) y el PSOE -que intervienen como acusación popular acumulada- solicitan al magistrado que abra juicio contra ambos, acusados por los presuntos delitos de fraude y cohecho.

La acusación pide que testifiquen en el juicio, entre otros, el empresario Alejandro de Pedro, considerado cabecilla de la trama Púnica; la senadora del PP y exalcaldesa de Cartagena Pilar Barreiro; su antecesor, José Antonio Alonso, y personal que trabajaba para ellos, imputados todos en el caso. Además, solicita distintas pruebas documentales recabadas durante la investigación.

El magistrado instructor del TSJ de Murcia, Enrique Quiñonero, denegó esta semana la solicitud de las dos fiscales anticorrupción personadas en las actuaciones para que el expresidente Pedro Antonio Sánchez fuera juzgado por un jurado popular.

En este caso se investiga si Sánchez, en sus tiempos de consejero de Educación, y su entonces asesor, David Conesa, pudieron incurrir en algún ilícito penal en las conversaciones mantenidas para concertar un convenio de mejora de imagen que finalmente no se suscribió.

Para el instructor, no procede transformar el procedimiento abreviado en un proceso a seguir por la ley del Jurado como habían pedido las fiscales tres meses después de que Sánchez declarara en esta causa.