07 de julio de 2017
07.07.2017
Salud

Cada paciente murciano dispone ya de un historial de radiación

Murcia es la primera comunidad europea que controla los niveles a los que están expuestos sus ciudadanos en las pruebas médicas

07.07.2017 | 12:36
Cada paciente murciano dispone ya de un historial de radiación

Cada paciente murciano cuenta ya con una historia radiológica en la que queda reflejada la dosis de radiación que ha recibido al someterse a pruebas médicas de diagnóstico, para así reducirla y evitar que se sobrepasen los niveles recomendados por las autoridades sanitarias. De esta forma, la Región de Murcia se ha convertido en la primera comunidad europea en implantar en todos sus hospitales públicos un proyecto integral y centralizado de medición y control de las dosis de radiación de pruebas de imagen médicas, adelantándose a la normativa europea que hará que esta medida sea obligadoria a partir de 2018.

Este proyecto ha permitido reducir en un 35 por ciento los niveles de radiación que reciben los murcianos en las pruebas, según ha informado esta mañana el consejero de Salud, Manuel Villegas, durante la presentación del balance de este proyecto, que comenzó a implantarse en 2015.

Villegas ha ofrecido los datos junto al presidente General Electric Healthcare en España y Portugal, Luis Campo, así como el jefe del servicio de Radiofísica y Protección Radiológica del Hospital Virgen de la Arrixaca, Bonifacio Tobarra, momento en el que ha destacado que la importancia de esta iniciativa radica no solo en que evita la sobreexposición no justificada, sino que reduce al máximo posible los niveles de radiación, garantizando en todo momento la calidad de la imagen diagnóstica.

Luis Campo ha reconocido que en los últimos años el uso de las tecnologías con fines diagnósticos ha ido en aumento, con un riesgo potencial para los pacientes, de ahí que "el Servicio Murciano de Salud se haya adelantado y desde 2015 esté trabajando en este registro".

El presidente de General Electric Healthcare en España y Portugal ha destacado que una de las ventajas de este sistema de gestión de dosis con el que todos los hospitales están conectados es que cuando se supera la dosis de radiación recomendada salta una alarma, poniéndose en marcha y protocolo y permitiendo que el médico cambie la prueba que tenía prevista por otra con menores efectos.

El doctor Tobarra reconoce que "estos protocolos permiten, al monitorizar los estudios, no solo reducir el nivel medio de exposición de los pacientes a la radiación, sino también homogeneizar y optimizar las dosis de los 16 TAC existentes en los hospitales de Murcia garantizando la calidad de la imagen diagnóstica y evitando posibles casos de sobreexposición no justificada".

Los expertos también señalan que debido al aumento del uso de imágenes médicas asociadas a los diferentes sistemas radiológicos, tanto en diagnóstico como en terapia (Tomografía Computarizada, intervencionismo, mamografía y radiografía convencional), las dosis de radiación ionizante que reciben los pacientes ha aumentado en los últimos años y sus efectos sobre la salud son motivo de preocupación.

Un millón de estudios de rayos X

Desde la implantación de este sistema hace dos años se han registrado ya más de un millón de estudios de en todos los equipos de rayos X digitales del SMS, de los que se han monitorizado de manera centralizada más de 210.000 pruebas de TAC, 43.000 mamografías y 23.000 pruebas de intervencionismo. En base a estos resultados, los profesionales del SMS han podido establecer nuevos protocolos de uso de los 16 equipos de tomografía computerizada con los que cuentan los hospitales públicos.

Estos nuevos protocolos, además de reducir el nivel medio de exposición de los pacientes a la radiación, permiten homogeneizar las dosis de radiación de las pruebas médicas. El sistema de control de emisión también posibilita conectar todos los equipos digitales de diagnóstico instalados en los hospitales, independientemente del número de equipos existente, tecnología o fabricante. Así, los médicos pueden conocer en todo momento el historial de exposición de un paciente, lo que es especialmente importante cuando debe valorarse la idoneidad o no de realizar pruebas.

Normativa europea

La Directiva 2013/59/Euratom, aprobada a principios de 2014 por el Consejo Europeo establece las normas de seguridad básicas para la protección contra los peligros derivados de la exposición a radiaciones ionizantes, entre ellas, el control de las dosis de radiación recibidas en las pruebas digitales de diagnóstico tales como la tomografía computerizada (TC) o los rayos X.

Para cumplir con la legislación europea, los centros hospitalarios deberán realizar un diagnóstico de los niveles de radiación que emiten sus equipos, y conocer de forma precisa qué dosis de radiación produce cada uno de esos equipos, además de evaluar si se ajusta a la citada normativa y de no ser así, adecuar equipamientos y emisiones a los estándares establecidos.

Además, la Región va a ser la primera en Europa que optará al máximo nivel de certificación que otorga la Sociedad Europea de Radiología y que reconoce la aplicación de buenas prácticas en el ámbito de la radioprotección en tomografía computerizada. Hasta ahora, la certificación ´EuroSafe Imaging Stars´ se concedía solamente a los departamentos de diagnóstico por imagen de centros hospitalarios concretos, pero no a un sistema sanitario en su globalidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook