07 de abril de 2017
07.04.2017
Política

El escaño de PAS ya no es una prioridad para C's

La formación naranja se centrará en la eliminación de aforamientos y en la reducción de impuestos en las negociaciones con el PP para hacer presidente de la Comunidad a Fernando López Miras

07.04.2017 | 00:31
Albert Rivera, junto a Miguel Sánchez.

Ciudadanos no va a priorizar que el expresidente Pedro Antonio Sánchez deje el escaño en la negociación con el Partido Popular para firmar un nuevo acuerdo de investidura en la Región de Murcia. La formación naranja se centrará más en la aceleración la supresión de los aforamientos de los diputados regionales y miembros del Consejo de Gobierno, así como en otras cuestiones de regeneración democrática, según señaló ayer en Madrid el presidente nacional de C´s, Albert Rivera.

Rivera afirmó ayer en los pasillos del Congreso que su partido no va a acudir «con ninguna premisa» a las reuniones que se celebrarán la semana que viene en Murcia para la investidura de Fernando López Miras, el diputado que el PP ha propuesto para sustituir a Pedro Antonio Sánchez tras su dimisión. No obstante, el líder de C´s indicó que «es innegable» que la regeneración será uno de los puntos de estas conversaciones, aunque también se tratarán cuestiones económicas y de rebaja de impuestos.

Fuentes de Ciudadanos daban por hecho ayer que se redactará de nuevo el punto uno del acuerdo, el que ha motivado la salida de Pedro Antonio Sánchez de la Presidencia de la Comunidad, y se adaptará al acuerdo nacional que firmaron en agosto Rajoy y Rivera y a la proposición de ley ´anticorrupción´ que C´s tiene presentada en el Congreso. En estos dos documentos se fija en la apertura de juicio oral la línea roja por la que los cargos públicos con causas judiciales abiertas deben dimitir. Esto permitiría a PAS permanecer en la Asamblea como diputado popular, además de en la presidencia regional del PP, al menos hasta que el TSJ decidiera encausarle, si es que así lo estima el instructor, por el caso Auditorio.
Esto, sin embargo, podría causar recelos en el PP, que durante toda esta crisis ha suplicado a Ciudadanos que esperara a que Pedro Antonio Sánchez fuera encausado para exigirle su dimisión. En Ciudadanos alegan que cuando Sánchez firmó el pacto para ser presidente en junio de 2015 no había entrado en vigor la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, que ha eliminado la palabra ´imputado´, así que a lo que se comprometió el ex jefe del Ejecutivo era a renunciar solo con ser citado a declarar, lo que hoy se denomina ´investigado´.

La formación naranja pedirá a Fernando López Miras garantías de que se van a suprimir los aforamientos. Hasta ahora el PP había bloqueado la eliminación de este privilegio, señalando que debe realizarse en una reforma global del Estatuto y no a través de una modificación parcial del texto, como pretendían los tres grupos de la oposición (PSOE, Podemos y C´s). Otra de las cuestiones que preocupa a Ciudadanos, aunque es más de ámbito nacional, es que los jueces de los Tribunales Superiores de Justicia en las comunidades autónomas sean nombrados por las Cámaras territoriales. Y es que entiende Albert Rivera es «un escándalo» que un aforado de un determinado partido acabe siendo juzgado por un magistrado nombrado a propuesta de su misma formación.

Además de la regeneración democrática, quiere Ciudadanos actualizar el acuerdo de investidura en el aspecto económico. Así, una de las consas en la que se insistirá será en la supresión definitiva del Impuesto de Sucesiones y Donaciones, que ya se redujo en los primeros meses de legislatura. C´s quiere el PP fije por escrito el compromiso que ya realizó Pedro Antonio Sánchez en sus últimas semanas como presidente de eliminar completamente el Impuesto de Sucesiones en la Región de Murcia en 2018.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook