15 de febrero de 2017
15.02.2017
Transportes

Las cercanías de Renfe han perdido el 38% de los viajeros en tres años

El comité de empresa culpa al "abandono" de la desaparición de 1,5 millones de usuarios

14.02.2017 | 23:18
Tren de Murcia a Alicante.

Las líneas de Cercanías de la Región de Murcia, que incluyen las conexiones de la capital con Alicante, Lorca, Águilas y Cartagena, han perdido en torno a un 38% de sus viajeros en los últimos tres años, lo que supone que ha desaparecido un millón y medio de usuarios a causa del «abandono» y «falta de inversión» en ese servicio de transporte, según denunció el presidente del comité de empresa de Renfe, Juan José Pérez.

El representante sindical mantuvo ayer una reunión con miembros de Podemos, Ahora Murcia y Cartagena Sí Se Puede para trasladarles la complicada situación que vive la red de Cercanías autonómica. Tras el encuentro, todos los partidos reclamaron el apoyo del Gobierno regional para conseguir una mayor inversión y lograr que la Región deje de verse castigada por la falta de inversiones, mientras que la red regional sigue envejeciendo.

En declaraciones a los medios de comunicación, Juan José Pérez destacó que la media de usuarios de los servicios de cercanías, incluyendo la líneas a Alicante, Lorca y Águilas y la conexión con Cartagena, que es una de las líneas de las denominados de media distancia, hace tres años rondaba los cuatro millones de viajeros, una cifra que se ha reducido en 1,5 millones de pasajeros en la actualidad. En su opinión, esa caída del número de usuarios se debe a las deficiencias del servicio, ya que en la Región no hay ningún tramo de vía electrificada, lo que permite utilizar solo trenes diésel, con más de 30 años de antigüedad, y que por lo tanto han quedado obsoletos y no permiten mejorar el servicio.

El presidente del comité de empresa de Renfe también contó a los representantes políticos que a esta situación hay que añadir que las plantillas de trabajadores tienen una media de 55 años y no se renuevan, porque se está dejando extinguir este servicio de cercanías. Los representante de los partidos que ayer se reunieron con el sindicalista mostraron su apoyo a las reivindicaciones de la plantilla e hicieron públicos sendos comunicados.

El viceportavoz del Grupo Parlamentario Socialista y diputado regional, Joaquín López, pidió al Gobierno murciano y al Ejecutivo de Mariano Rajoy que no sigan castigando a la Región de Murcia en materia de infraestructuras. «Exigimos que se pongan en marcha las medidas e inversiones necesarias para que el transporte público de cercanías sea una realidad efectiva para millones de ciudadanos y ciudadanas de la Región de Murcia que lo necesitan», señaló Joaquín López. Además, mostró el apoyo del Grupo Parlamentario Socialista al comité de empresa de Renfe en la Región en sus reivindicaciones «muy justas» en materia de personal y de renovación de trenes.

Por su parte, Podemos, Ahora Murcia y Cartagena Si Se Puede también criticaron la precariedad y la dejadez del transporte de cercanías en la Región, que tacharon de «obsoleto, impuntual, y poco asequible, que se está dejando extinguir para dar paso a un transporte sólo para unos pocos, el cual tampoco llega».

Pedreño recordó que desde 2015 se ha perdido casi un millón y medio de pasajeros, y en la actualidad usan este servicio unos tres millones, «que se ven obligados a llegar tarde sistemáticamente a sus destinos y a tener que sufrir retrasos por averías». Pedreño anunció que va a preguntar al consejero de Fomento por las causas de la pérdida de pasajeros.

La portavoz de Ahora Murcia, la concejala Alicia Morales, calificó de «vergonzosa la situación por la que tienen que pasar estudiantes y trabajadores que necesitan una conexión diaria con el municipio y con la capital de la Región, ya que no pueden llegar de forma puntual a sus destinos y no tienen un bono combinado para que este transporte sea rentable».

La portavoz de Cartagena Si Se Puede, Pilar Marcos, apuntó que no sólo los cercanías, sino que también «el Talgo de la larga distancia que va a Cartagena es precario, con más de 30 años, que resulta uno de los más antiguos del país, y que también presenta problemas en los repuestos».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook