Murcia y Cataluña registraron el mayor crecimiento de su Producto Interior Bruto (PIB) en términos de volumen en 2015, con aumento del 3,7 por ciento, seguidas de la Comunidad Valenciana, Madrid y País Vasco, que experimentaron una variación del 3,6 por ciento.

Según la encuesta del Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre Contabilidad Regional de España, hecha pública hoy, las regiones que registraron un menor crecimiento real de su PIB fueron Canarias (2 %) y Extremadura (2,1 %), mientras que en las ciudades autónomas de Melilla y Ceuta se situó en el 1,8 % y el 2,1 %, respectivamente.

De los 19 territorios regionales -comunidades y ciudades autónomas-, 15 registraron crecimientos en volumen de su PIB superiores al 2,2 por ciento de la Unión Europea de los 28.

La Contabilidad Regional de España se elabora de acuerdo a la metodología del Sistema Europeo de Cuentas Nacionales y Regionales, que aplican de forma armonizada y obligatoria todos los Estados miembros de la Unión Europea (UE).

Respecto al PIB nominal per cápita de 2015, Madrid registró el valor mayor, con 31.691 euros por habitante, seguida del País Vasco (30.779 euros) y Navarra (29.060 euros).

En el lado opuesto, se situaron Extremadura (con 15.882 euros por habitante), la ciudad autónoma de Melilla (17.067 euros) y Andalucía (17.131 euros).

La media nacional fue de 23.178 euros y la de la UE de 28.900 euros por habitante. Siete regiones superaron el registro medio nacional y tres de ellas el europeo.

En términos relativos, el PIB por habitante de Madrid fue un 36,7 % superior a la media nacional en 2015, el de País Vasco un 32,8 % y el de Navarra un 25,4 %.

En el extremo opuesto, el PIB por habitante de Extremadura se situó un 31,5 % por debajo del registro nacional, y los de la ciudad autónoma de Melilla y Andalucía fueron, respectivamente, un 26,4 %, y un 26,1 % inferiores a la media de España.