08 de noviembre de 2016
08.11.2016
La Opinión de Murcia
Confapa

La huelga de deberes pasa sin pena ni gloria

Los padres siguen reclamando que disminuya la carga de tareas en casa para los alumnos de Primaria y Secundaria

07.11.2016 | 22:16
La huelga de deberes pasa sin pena ni gloria

Después del primer fin de semana de una 'huelga de deberes', convocada a nivel nacional para los sábados y domingos del mes de noviembre por las asociaciones de padres de alumnos, que ha dividido a la comunidad educativa y a la que se han opuesto los sindicatos de la enseñanza porque consideraban que cuestionaba la labor de los docentes, representantes de algunos centros educativos aseguran que la protesta no ha tenido mucha relevancia y que «no ha afectado a la actividad habitual» en sus primeras jornadas.

El presidente de la Confederación de Federaciones de Asociaciones de Padres de Alumnos (Confapa) de la Región, José Antonio Abellán, asegura que «aún es pronto para hacer una valoración de la huelga», aunque resalta la importancia de no cargar a los alumnos con tareas excesivas. Asimismo destaca que en una reunión con la consejería de Educación pidieron que los centros educativos «no manden ningunos deberes a los alumnos de Primaria», ya que considera que en muchas ocasiones se sobrecarga a niños de hasta 12 años con excesivos trabajos para casa.

Con respecto a Educación Secundaria, Abellán cree necesario que los estudiantes «refuercen lo aprendido con trabajos suaves en casa, como buscar información de lo que estudia en clase, pero nunca haciendo que los estudiantes tengan que pasar horas fuera del horario escolar realizando excesivas tareas».

En una línea de opinión similar está el experto en Educación José Antonio Marina, quien considera que en Primaria los niños deben tener «poquitos» deberes escolares «por razones de eficacia y de justicia», y solo de lunes a jueves, ya que el fin de semana «debe ser para la familia».

«¿Los niños necesitan tener deberes en casa? Sí, pero un poquito por razones de eficacia y por razones de justicia», afirmó Marina en una entrevista con Efe. Preguntado por la 'huelga de deberes', Marina manifestó que «si una escuela carga demasiado sobre los deberes en casa se establecen discriminaciones muy serias porque no todos los niños tienen en casa el mismo ambiente para hacer los deberes».

Mientras, la consejería de Educación de la Región apuesta por reducir la carga de tareas. Así, hace un mes, como ya informó esta Redacción, los centros de educación primaria y secundaria de la Comunidad recibieron una circular informativa remitida por la Consejería en la que les recordaba que los deberes «no deben suponer una pesada carga para la familia» ni impedir a los estudiantes que puedan realizar otras actividades lúdicas y formativas en horario extraescolar. Ambas consideraciones, añadía la circular, «deben quedar enmarcadas dentro de la autonomía pedagógica y reorganizativa de los centros, respetando la libertad de cátedra de los profesores y el ejercicio responsable de la patria potestad».

Y es que la carga de deberes que se llevan los estudiantes a sus casa es una polémica que lleva años sobre la mesa, aunque con la 'huelga de deberes' son los padres los que han tomado todo el protagonismo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook