La Asamblea Regional convalidó ayer con el único respaldo del Grupo Parlamentario Popular (IU votó en contra y PSOE se abstuvo) el decreto ley de medidas de apoyo a empresas y de organización y de simplificación administrativa con el que, entre otras medidas, se prorroga dos años más la exención de tasas a emprendedores, que podrán beneficiarse de esta medida tanto en 2015 como en 2016, y reduce un 20% el canon de saneamiento a las empresas que depuren sus vertidos.

El consejero de Hacienda, Francisco Martínez Asensio, explicó durante la presentación del decreto ley que inicialmente los beneficios fiscales a los emprendedores iban a estar vigentes en 2013 y 2014, «pero se necesita consolidar la fase de recuperación económica que los indicadores vienen señalando en los últimos meses, por lo que prorrogamos la exención de tasas dos años más». Asimismo, se dotará de competencias al Instituto de Crédito y Finanzas (ICREF) para que firme acuerdos con las instituciones financieras y empresas y fomente la concesión de créditos. «Esta es una fórmula que va enfocada a la creación de empresas y de empleo, que es uno de los objetivos del Gobierno», resaltó el diputado popular Domingo Segado.

Por otro lado, el decreto ley introduce la reducción de un 20% en el canon de saneamiento de aguas residuales para uso no doméstico. Según Martínez Asensio, esta deducción va enfocada a «fomentar que las empresas reduzcan la contaminación de las aguas y mejoren su actividad». Añadió que la medida «tendrá un efecto positivo e incentivador en el sector industrial, que verá así retribuido el esfuerzo económico y tecnológico realizado».

Los grupos de la oposición han votado en contra de la convalidación del decreto ley. Una de las razones que esgrimió el PSOE fue que este decreto «es una patada a la ley de transparencia». Según explicó el diputado Alfonso Navarro, en uno de los artículos del decreto «se especifica que para crear organismos autónomos y órganos directivos se sacará su regulación de la ley, lo que aumentaría el tamaño del dedazo y dará una patada a la transparencia». El PSOE se cree que esta medida va enfocada a convertir en organismo autónomo al Centro Regional de Informática.

IU-Verdes votó en contra porque, según explicó su portavoz, José Antonio Pujante, se podía haber planteado su tramitación como proyecto de ley a fin de que los grupos parlamentarios pudieran realizar sus aportaciones.