14 de enero de 2015
14.01.2015
Cifras

El Barómetro de la Empresa Familiar certifica la recuperación

La encuesta correspondiente al segundo semestre de 2014 revela que el 38% de las empresas ha aumentado sus ventas y un 16,2% ha ampliado plantilla - Solo el clima político y amenazas externas como el riesgo de deflación empañan las previsiones empresariales

14.01.2015 | 18:35
Barometro empresa familiar
Play
El Barómetro de la Empresa Familiar certifica la recuperación

El Barómetro de la Empresa Familiar de Amefmur certifica la recuperación de la economía regional. La encuesta realizada por la Cátedra de la Empresa Familiar correspondiente al segundo semestre de 2014 revela que el 38% de las empresas consultadas ha mejorado su cifra de negocios, mientras que un 26,2% ha ampliado plantilla y un 24,3% ha aumentado la inversión. La exportación ha compensado la atonía de la demanda interna en la segunda mitad del año, lo que se ha traducido en que una de cada diez empresas ya realiza la mayor parte de las ventas en el exterior.

Amefmur, la organización empresarial presidida por Isabel Sánchez, dio a conocer este miércoles los resultados del último Barómetro de la Empresa Familiar, que confirma el crecimiento de la economía murciana en 2014, con un avance de un 1% , cuatro décimas por debajo de la media nacional.

De acuerdo con los datos ofrecidos por el director de la Cátedra de la Empresa Familiar, Ángel Meroño, todos los indicadores recogidos en el Barómetro han mejorado en relación al semestre anterior. La existencia de un 38,5% de empresas que han ganado facturación y de un 19,3% que han incrementado sus exportaciones ayuda a consolidar la confianza empresarial, que ha avanzado 8,2 puntos y mantiene cinco semestres consecutivos de mejora.

Los encuestados se muestran más optimistas cuando se les pregunta sobre la economía de su empresa (el 25,2% dice que ha mejorado), que cuando se les pide una valoración sobre la situación del sector al que pertenecen, dado que solo el 12,6% percibe una mejoría. Lo mismo ocurre con la economía de la Región, que solo ofrece signos de mejoría para el 16,5%. Sin embargo, la valoración de la economía española se sitúa diez puntos por encima de la que obtiene la murciana.

Ángel Meroño apuntó que en estas valoraciones puede estar pesando el clima político, en referencia a las informaciones sobre la corrupción, y las amenazas internacionales que se ciernen sobre la economía, como el riesgo de deflación. Cuando se les pregunta a las empresas sobre la situación económica general, la opinión mayoritaria es que está peor que hace seis meses. Entre las variables que empañan las perspectivas aparece también la economía sumergida.

Sin embargo, la creación de empleo que se ha producido en el segundo semestre del año supera las previsiones que tenían las propias empresas. El 55,3% de las consultadas ha mantenido el personal y un 26,2% ha ampliado su nómina, mientra que el 18,4% declara haber reducido su plantilla.

Con esta perspectiva, los empresarios empiezan a confiar en la recuperación de los precios para los próximo seis meses, lo que lleva a uno de cada cuatro encuestados a incrementar sus inversiones. El 60,8% mantiene los precios y un 4,9% asegura haberlos incrementado, mientras que el 34,3% se queja de que los ha rebajado. La venta online es un mundo aún reducido aún a un escaso número de compañías.

El nuevo escenario en el que se desenvuelven los negocios de las empresas familiares lleva al 68% de los consultados a plantearse preocupaciones como la mejora de la calidad, por encima incluso de los costes de producción. La imagen es otro de los objetivos al que prestan una mayor atención.

Según apuntó Ángel Meroño, «la buena reputación es la principal preocupación de las empresas familiares, seguida del crecimiento y la independencia financiera. Los objetivos menos relevantes para las empresas familiares siguen siendo el aumento del patrimonio (4,5) y la incorporación de directivos familiares (4,7)». No obstante, gana terreno la preocupación por incrementar el patrimonio familiar y la necesidad de contar con cierta independencia financiera, a pesar de que el acceso al crédito ha perdido protagonismo.

La facturación industrial ha alcanzado un crecimiento «desconocido» en la Región el pasado año, con una tasa que llega al 16,7%, según los datos facilitados ayer por la presidenta de Amefmur, Isabel Sánchez. Actividades como la reparación de maquinaria acumulan un repunte del 33% hasta noviembre. El consejero de Industria, Turismo, Empresa e Innovación, Juan Carlos Ruiz, que asistió a la presentación del Barómetro de Amefmur, precisó que el relanzamiento de la industria despunta en actividades químicas y del metal. Recordó también que el despegue industrial está ligado al crecimiento del empleo registrado en el segundo semestre del año, con caídas del paro de hasta el 10% en el tercer trimestre de 2014.

Según los datos que maneja la Consejería, la reparación de maquinaria acumula un crecimiento del 33% entre enero y noviembre del pasado año, lo que muestra el repunte que está registrando el sector, constatado también por el aumento de la demanda eléctrica.

En los once primeros meses del año el textil registró una subida del 10%, mientras que la industria química llegó al 6,7%. Solo en noviembre el sector químico mantenía una tasa del 12,8%, mientras que el mueble llegaba al 14,8%.

El consejero de Industria apuntó que, pese a los datos positivos, «a veces el pesimismo nos atenaza, pero es verdad que estamos saliendo de la crisis». Juan Carlos Ruiz mostró su confianza en las exportaciones y destacó la importancia que tiene en estos momentos la posibilidad de disponer de personal formado para ayudar a las empresas a salir al exterior. «Es relevante que el 49% de las empresas declare que está internacionalizada», señaló, para añadir que Murcia «es la tercera comunidad de España en exportaciones».

Por su parte, el rector de la universidad de Murcia, José Orihuela, coincidió con Juan Carlos Ruiz en que estamos saliendo de la crisis, aunque advirtió de que «esto no se consigue mirándonos el ombligo ni pensando que somos los mejores». Orihuela defendió que el dominio de los idiomas y, sobre todo del inglés, sigue siendo una asignatura pendiente en el proceso de internacionalización.

Aurelio Herrero, de BMN-Cajamurcia, destacó las facilidades de acceso al crédito que están encontrando las empresas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook