25 de noviembre de 2014
25.11.2014
Cumbre empresarial

Murcia y Almería plantan cara a Fomento para dejar de ser "las olvidadas"

Las patronales de la Región, Valencia y Andalucía se reúnen en Almería y en Lorca para exigir las inversiones del AVE y del Corredor Mediterráneo que acaben con "el total aislamiento" - Se quejan de que apenas hay presupuesto para la Alta Velocidad de Murcia a la capital almeriense hasta 2018

24.11.2014 | 23:03

Las patronales de Murcia, Andalucía y la Comunidad Valenciana se reunieron ayer en Almería y en Lorca para plantar cara al ministerio de Fomento y exigir el cumplimiento de las inversiones previstas en el Corredor Mediterráneo y en el AVE. Los representantes de la Región y de Almería dejaron claro que estas dos provincias se consideran «olvidadas» y quieren salir del «aislamiento» al que se han visto sometidas. El presidente de la CROEM, José María Albarracín, anunció que llevará las reivindicaciones planteadas ayer al encuentro con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que debe celebrarse en las próximas semanas.

Los representantes empresariales de las tres comunidades autónomas que integran el Sureste quisieron dejar claro al ministerio de Fomento y al Gobierno central que no seguirán conformándose ante el retraso de las inversiones programadas en los Presupuestos del Estado que no llegan a ejecutarse. Su objetivo es conseguir que «se ejecuten las obras y que se hagan en los plazos lo más ajustados posibles».

Albarracín explicó que las cumbres celebradas ayer en Almería y Lorca pretenden demostrar al Ministerio «la unidad empresarial» que existe en torno a los grandes proyectos pendientes. Recordó que el Corredor Mediterráneo, que debe enlazar Algeciras con Escandinavia pasando por la Región, atravesará cuatro comunidades autónomas y conectará 11 provincias del litoral mediterráneo, con una longitud de 1.300 kilómetros. El presidente de la CROEM destacó que, a pesar de la importancia que tiene para la Región la llegada del corredor ferroviario, que conectaría también el puerto de Cartagena, la obra «se ha ido cayendo o deslizando en los Presupuesto del Estado», sin que llegaran a cumplirse los compromisos de ejecución del Gobierno central. Lamentó «el aislamiento» al que se ven sometidas las provincias de Almería y Murcia con el retraso del AVE. «Nos sentimos olvidados», aseguró Albarracín, quien se mostró dispuesto a sentarse «con quien sea necesario».

El presidente de la patronal lorquina Ceclor, Antonio García, recordó la importancia que para el municipio tiene la conexión con la provincia de Almería, dada la estrecha relación que existe entre las comarcas limítrofes con Andalucía. Explicó que Lorca no ha pedido compromisos para la llegada del AVE hasta que estuvieran «cerradas» las previsiones de terminación de la Alta Velocidad hasta Murcia, «pero una vez que se ha anunciado la finalización en 2015», considera llegado el momento de que el Ministerio aclare cuándo llegará a su ciudad. Recordó también que la aspiración del municipio es la ejecución del trazado bajo tierra, al no existir, a su juicio, ninguna alternativa viable al soterramiento. Antonio García apuntó que si el AVE de Barcelona «pasa por debajo de la Sagrada Familia», también podrá atravesar Lorca soterrado.

El presidente de la patronal almeriense Asempal, José Cano, explicó que él vive en Vera y considera que la conexión ferroviaria entre las poblaciones de la comarca «es un cordón umbilical muy importante». Planteó la necesidad de realizar «una actuación coordinada» en las provincias de Murcia y Almería, para que las obras en ambas provincias avancen de forma acompasada. Reivindicó también «una plataforma de doble vía», dado que los trenes de Alta Velocidad tendrán que compartir el tendido ferroviario con el servicio de cercanías.

El presidente de Ceclor explicó que entre 2015 y 2016 estaba prevista inicialmente una inversión de 67 millones de euros en la línea Murcia-Almería, pero finalmente los Presupuestos del Estado para el próximo año solo recogen una partida de 200.000 euros, «que no dan ni para empezar a hacer los estudios previos, mientras que para 2016 solo hay 10 millones, y para 2017, nada. Eso supone que no se retomaría la inversión hasta 2018», aclaró.

Los empresarios consideran que la diligencia del Gobierno en este momento es crucial, dado que Bruselas está programando los proyectos de inversión que incluirá en sus planes de transporte 2014-2020, que cuentan con una dotación presupuestaria superior a los 30.000 millones.

El presidente de los empresarios andaluces, Javier González de Lara, dijo que todas estas organizaciones tienen «un mensaje unívoco, de alianza, de estrategia global empresarial del Corredor Mediterráneo» y puso relieve «la trascendencia social y económica» que tienen la conexión entre Almería y Lorca entre Murcia y Almería, dentro del Corredor Mediterráneo. Defendió también el cumplimiento del gasto público comprometido, teniendo en cuenta que el Eje que unirá Algeciras con Escandinavia atraviesa cuatro comunidades autónomas que representan el 18% del territorio nacional, en torno al 45% o el 50% del PIB y el 60% de las exportaciones. Las once provincias por las que discurrirá el corredor ferroviario suman también el 65% del tráfico portuario y el 70% de la industria turística.

El vicepresidente de la CROEM y presidente de Proexport, Juan Marín, destacó que la posibilidad de transportar por ferrocarril a Europa las frutas y verduras que exporta la Región permitiría ganar «competitividad».

Por otra parte, los representantes andaluces trataron de evitar la confrontación con el Corredor Central, que discurriría por el interior de Andalucía en dirección a Madrid y a Zaragoza. Este eje, que tiene el apoyo de Extremadura, Castilla-La Mancha, Madrid y Aragón, podría contar con más ayudas europeas que el Eje Mediterráneo. Sin embargo, los empresarios andaluces creen que «todo es compatible».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook