07 de noviembre de 2014
07.11.2014
La Opinión de Murcia
Salud

Un pequeño dispositivo libera a los diabéticos de pincharse para medir su glucosa en sangre

El aparato mide todas las variables solo gracias a un sensor que se cambia cada 14 días - Adirmu enseña a sus asociados las ventajas "de esta revolución"

07.11.2014 | 04:00
Una de las personas que ya usa el dispositivo muestra cómo funciona.

Un diabético debe medir varias veces al día los niveles de glucosa en sangre para controlar cómo funciona el páncreas y las necesidades de insulina que su organismo necesita. Esta obligación cotidiana supone tener que pincharse en la yema del dedo y, gracias a una gotita de sangre sobre una tira reactiva, medir sus niveles. La obligación es para la gran mayoría una esclavitud que complica sus actividades cotidianas. Hace apenas unos meses ningún diabético imaginaba poder liberarse de esta esclavitud, pero ahora, gracias al Freestyle Libre. Se trata de un dispositivo diseñado y comercializado por una empresa americana que ahora llega a España para cambiar, literalmente, la vida de muchos diabéticos que ya no tendrán que pincharse para medir sus niveles de glucosa.

La Asociación Murciana para el Cuidado de la Diabetes (Adirmu) celebró ayer por la tarde un multitudinario acto en el Hotel Nelva para presentar a sus asociados este dispositivo que, como explica de manera entusiasta la gerente de Adirmu, Silvia Serrano «es una auténtica revolución para los diabéticos, que llevamos muchos años recibiendo falsas esperanzas y mensajes que no eran ciertos. Por fin ahora sí que hay un avance real».

El aparato tiene un funcionamiento bastante sencillo. El diabético debe ponerse una especie de parche en el brazo, que hace las veces de sensor, y para medir sus niveles solo tiene que acercar el dispositivo. En la pantalla aparece toda la información. El aparato no solo mide el nivel de glucosa que la persona tiene en ese mismo momento, sino que te indica también los valores de ocho horas antes y, además, muestra la tendencia y la velocidad a la que evoluciona. «Puedes saber si estás estable o si la glucosa sube o baja rápido o lento. Por primera vez te conviertes en el protagonista de la gestión de tu diabetes», apunta Serrano. Ella es una de las personas que ya tiene el Freestyle Libre y lo recomienda de forma entusiasta: «Cuando lo utilicé por primera vez, lloré. Es muy cómodo y da mucha libertad». Pero además de la liberación personal, hay un añadido práctico y de salud, porque «toda la información que aporta es muy práctica. Nuestros niveles de glucosa fluctúan mucho y una pequeña situación de estrés puede hacer que se disparen. Con este aparato puedes tener un control mucho mayor», apunta la gerente de Adirmu.

Asesoramiento
La reunión celebrada ayer tenía como el objetivo no solo informar sobre el producto, sino también enseñar a interpretar todos los datos que ofrece este nuevo dispositivo. La Asociación «ni vende el producto ni tiene intención de hacerlo», apunta su gerente, pero se siente en la obligación de informar y asesorar a sus miembros sobre este avance objetivo para los diabéticos. De hecho, la única forma de comprar el Freestyle Libre es a través de internet y Adirmu se ha ofrecido para hacer las gestiones a aquellas personas que no se manejen bien en el comercio electrónico. Más de 550 personas se inscribieron para participar en la reunión de ayer y muchos quedaron en lista de espera. El próximo día 21, en el Colegio de Farmacéuticos, habrá otra charla sobre el tema.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído