28 de mayo de 2014
28.05.2014
Datos

Casi el 27% de los hogares murcianos vive por debajo del umbral de pobreza

Una de cada cuatro familias de la Región tiene graves dificultades para llegar a final de mes, según la Encuesta de Condiciones de Vida

28.05.2014 | 04:00

­
Las dificultades que atraviesan las familias murcianas siguen endureciéndose, según recoge la Encuesta sobre las Condiciones de Vida que ayer dio a conocer el Instituto Nacional de Estadística (INE). El 26,8% de los hogares se encuentran en riesgo de pobreza y uno de cada cuatro tiene grandes dificultades para llegar a final de mes, dado que sus ingresos por persona son los más bajos de todas las comunidades autónomas, junto con los de Extremadura.

Las familias murcianas se ven obligadas a subsistir con una media de 8.253 euros al mes por persona, una cantidad que se sitúa 6.059 euros por debajo de la cifra del País Vasco (14.312 euros). Los ingresos de los hogares murcianos están a 2.278 euros de distancia de la media de España, que alcanza los 10.531 euros. Solo Extremadura, con 8.224 euros, se encuentra por debajo de Murcia.

El riesgo de exclusión social se sitúa en el 26,8%, cuando la media nacional está en el 20,4%. Sin embargo, el mayor porcentaje de personas expuestas al riesgo de pobreza se encuentra en Castilla-La Mancha, que alcanza el 31,3%, aunque Ceuta rompe todas las previsiones y llega al 40,8%.

El ingreso medio anual neto por hogar en España se situó en 26.775 euros, con una disminución del 3,5% respecto al año anterior. El INE ha modificado la metodología utilizada en la elaboración de la Encuesta, que ahora está realizada con datos procedentes de la Agencia Tributaria, por lo que no es posible realizar comparaciones con las cifras de años anteriores. En 2013 el umbral de riesgo de pobreza para los hogares de una persona se situó en 8.114 euros, un 2,5% menos que el estimado en el año anterior. En hogares compuestos por dos adultos y dos menores de 14 años fue de 17.040 euros.

Pollo o pescado cada dos días
Según explica el INE, el indicador que mide el riesgo de exclusión social tiene en cuenta tres conceptos: el riesgo de pobreza, las carencias en la alimentación o en suministros domésticos y la escasez del empleo. En la primera de estas tres variables se incluye a los hogares que no alcanzan los ingresos medios estimados; en la segunda se tienen en cuenta carencias como las dificultades para «permitirse una comida de carne, pollo o pescado al menos cada dos días», para calentar la casa o para disponer de electrodomésticos, además de afrontar un gasto imprevisto. También se tienen en cuenta los retrasos en los pagos o la posibilidad de salir de vacaciones, aunque sea una semana al año. En el tercer apartado se incluye a las familias en las que sus miembros en edad de trabajar solo tienen ocupación de la quinta parte del año. La encuesta del INE revela una mejoría en la situación de los mayores de 65 años, dado que la jubilación les permite gozar de una mayor garantía de ingresos y ha permitido reducir la población en riesgo al 12,7%. Para los menores de 16 años permanece al mismo nivel que estaba en 2009, al inicio de la crisis, aunque es la más alta de todos y se encuentra seis puntos por encima de la media (26,7%). Sin embargo, el riesgo de caer en la pobreza se ha acrecentado entre los 16 y los 64 años, dado que la población está más expuesta al desempleo (20,85).
Según la nacionalidad, el porcentaje de personas por debajo del umbral de riesgo de pobreza en España el pasado año era del 16,5% para los españoles, del 35,1% para los extranjeros de la Unión Europea (UE) y del 47,8% para las personas de países ajenos a la UE.

El 39,9% de los parados estaba en riesgo de pobreza el pasado año, mientras que entre los ocupados el riesgo bajaba al 11,7%.

La Región presenta además el mayor porcentaje de hogares que tienen graves dificultades para llegar a final de mes, con el 24,9%. A continuación aparecen Andalucía (23,4%) y Extremadura (20,8%), mientras que Navarra (4,7%), Principado de Asturias (7,1%) y Castilla y León (8,6%) son las que muestran el porcentaje más bajo. Murcia es también una de las tres comunidades con mayor porcentaje de familias que no están en condiciones de afrontar un gasto imprevisto, con el 53,3%. Solo Canarias (64,1%) y Andalucía (55%) se encuentran en una situación peor. En el caso de hogares con retrasos en los pagos relacionados con la vivienda principal, la Región (19,8%), Baleares (17,2%) y Canarias (15,1%) presentan los porcentajes más altos. Por el contrario, Navarra (2,8%), Castilla y León (3,2%) y Principado de Asturias (4,6%) registran los más bajos. En estas condiciones no es extraño que solo una de cada tres familias murcianas pueda permitirse una semana de vacaciones fuera de su casa, dado que el 63,6% de los hogares no está situación de afrontar este gasto. Por el contrario, esta proporción se reduce al 26% en el País Vasco, lo que significa que podrán veranear casi tres de cada cuatro familias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook