20 de mayo de 2012
20.05.2012
La Opinión de Murcia
Energía

Los molinos de viento toman los ´tejados´

Una empresa murciana comercializa en exclusiva para España torres eólicas para el uso en hogares, que permiten reducir a la mitad la factura eléctrica

20.05.2012 | 02:51
Primera torre eólica instalada en la Región, sobre una farmacia de La Manga.

La ´moda´ de las placas solares, que comienzan a ser habituales en los tejados y terrazas de edificios y fábricas, ha encontrado en el camino un serio competidor o un buen amigo, según se mire. Se trata de unos modernos molinos de viento o torres eólicas que una empresa murciana ha adaptado para que puedan instalarse en cualquier casa y permitir a sus inquilinos autoabastecerse de energía eléctrica.

Lo novedoso del proyecto, que en España desarrolla la empresa Suministros y Montajes Eólicos S. L., con sede en La Manga, es que estos molinos ´caseros´, denominados técnicamente eólicos de eje vertical (en contraposición a los de eje horizontal, que son los que se usan en los grandes parques eólicos y que destacan por su gran tamaño) pueden instalarse en cualquier edificio o piso con terraza, ya que sólo necesitan un espacio de cuatro metros cuadrados para poder funcionar (sus medidas son cuatro metros de alto por cuatro de ancho), y por sí solos generan una potencia de 3 kilowatios, según explica el gerente de la firma promotora, Antonio Plaza.

«Lo innovador de este sistema es que puede comenzar a producir electricidad a partir de una suave brisa de viento (tres metros por segundo/10,8 kilómetros por hora) y puede alcanzar, con un viento de 12 metros por segundo/43,2 kilómetros por hora, su máxima potencia», añade.

El primero de estos ´molinos´ gira ya en el tejado de una farmacia de La Manga, la primera del país que se autoabastecerá de energía limpia una vez que se instalen otras cuatro de estas torres eólicas, explica Plaza, que explica que todo el sistema se completará con una placa solar, «porque estas dos energías son complementarias, no competidoras».

Plaza, sin embargo, resalta las ventajas de sus ´molinos´ eólicos frente a las placas solares: «Son más pequeños, por lo que se pueden instalar más en menos espacio; no necesitan mantenimiento y su rentabilidad a largo plazo es mayor, ya que no pierden eficacia con el paso del tiempo, es decir, no se desgastan. También duran más, ya que tienen una garantía de duración de más de 50 años». Por lo demás, «el coste es similar». En concreto, instalar una de estas torres cuesta 23.000 euros, «aunque si se contratan varios, el precio baja, obviamente». Es el caso de las comunidades de vecinos, uno de los principales consumidores a los que se dirige este proyecto, «ya que pueden comprar varias torres para su terraza y reducir considerablemente su factura eléctrica».

Pero, ¿cuánto podemos ahorrar al instalar un molino en casa? Aunque cada hogar es un mundo, y cada factura también, «calculamos que cada casa puede generar la mitad de la energía que consume y reducir, por tanto, a la mitad el coste de la factura de la luz», explica el gerente de la firma murciana.

Además de hogares o edificios de vecinos, los clientes potenciales son también las pequeñas y medianas empresas y las industrias.
«Ya hay varios hoteles que se han interesado por el proyecto e, incluso, uno ya nos ha hecho un pedido de seis torres eólicas para su edificio de La Manga», añade Plaza. El objetivo, ahora, es darse a conocer en Murcia y en todo el país, para lo que cuentan con el aval de una tecnología, desarrollada entre España y Taiwan, que está homologada en Europa, América y Asia. Y todo desde su sede en La Manga y la nave que la empresa tiene en el polígono Lo Bolarín, en La Unión, donde se realiza el ensamblaje y almacenamiento de las piezas que llegan desde la empresa ´madre´ en Taiwan. Sin embargo, la empresa murciana planea ya construir una planta de fabricación y montaje de estos ´eólicos de eje vertical´ en el polígono Los Camachos de Cartagena, que sería la primera en España, para lo que cuentan con la ayuda del Sepes, «que ya nos ha ofrecido el suelo necesario», además del apoyo del Instituto de Fomento (Info) de Murcia y del Centro Europeo de Empresas e Innovación de Cartagena (Ceecic).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook