28 de febrero de 2012
28.02.2012
David Seijas

"El oficio de los camareros debe ser tan reconocido como el de chef"

Seijas ofrece esta tarde una charla en el CCT para defender el servicio de sala en la restauración

28.02.2012 | 05:00
David Seijas.

­Tras diez años trabajando como sumiller al servicio de Ferrán Adrià, el joven David Seijas sigue impulsando la restauración, aunque esta vez no es como sumiller, sino que ha aterrizado en la ciudad de Murcia para motivar a los jóvenes en una jornada sobre la importancia del servicio de sala

­­El Centro de Cualificación Turística (CCT) de Murcia recibirá esta tarde a David Seijas, el sumiller del restaurante El Bulli, en una ponencia sobre la importancia que tiene el servicio de sala en la restauración.

David Seijas ha forjado su profesión como sumiller durante los diez años que ha trabajado en el prestigioso restaurante catalán, El Bulli, regido por Ferrán Adrià en Barcelona.

El joven, que fue Nariz de Oro en 2006, abandona hoy su labor de sumiller para orientar a los murcianos sobre los entresijos del servicio de sala y lo hará en la ponencia que tendrá lugar entre las 17.00 y las 20.30 en el CCT, y que está destinada a camareros y jefes de sala.

¿Por qué es importante el servicio de sala dentro del mundo de la restauración?
Durante los últimos años, el trabajo del chef y el servicio de cocina están siendo reconocidos en el ámbito de la gastronomía. Sin embargo, no ocurre lo mismo con el servicio de sala, que ha experimentado el desprestigio dentro de la restauración. Por eso, debemos incentivar el oficio de los camareros, para que tenga el mismo reconocimiento que los demás.

¿Qué objetivos pretende la jornada en Murcia ?
Lo que pretendo con esta jornada es motivar a los jóvenes camareros y metres que están empezando en el mundo de la restauración.

Después de diez años trabajando con Ferrán Adrià en El Bulli, ¿qué consejo le darías a aquellos que se dedican a la restauración?
En sus ochenta y tres años de historia, El Bulli ha ido aprendiendo y avanzando paso a paso. Sin duda, en estos años, el éxito de El Bulli ha sido el trabajo en equipo, donde la cocina es importante pero el trabajo de sala también cuenta. Trabajamos en grupo y cada uno de los trabajadores que participa es una pieza importante e imprescindible dentro de la restauración.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook