09 de febrero de 2012
09.02.2012
La Opinión de Murcia
Entrevista a Andrés López Martínez

"Con formación, un niño sabría cómo actuar para salvar la vida a su padre"

Impulsor de la Formación de Emergencias en Centros Escolares

09.02.2012 | 05:00
Andrés López Martínez.

Reunidos espontáneamente en la red social Twitter, cinco profesionales de las emergencias lanzaron una iniciativa el pasado jueves: que la formación sobre primeros auxilios se incluya en el temario de Educación Cívica y Constitucional, la nueva asignatura que sustituirá a Educación para la Ciudadanía. Entre los cinco impulsores de la etiqueta #edcivemerg –que en menos de una semana ya cuenta con miles de tweets de apoyo– está Andrés López Martínez, un periodista murciano experto en Emergencias que trabaja en la Sala de Bomberos de Murcia.

Lanzásteis en Twitter la propuesta de incluir formación sobre Emergencias en la nueva asignatura y en unos días contáis con el apoyo de ciudadanos, expertos y políticos. Vaya difusión...
Sí, la idea ha tenido una gran difusión en menos de una semana. A raíz de la creación de esta asignatura, un grupo de profesionales de las emergencias expusimos por Twitter de forma espontánea que podía tener cabida en ella la formación en emergencias, primero auxilios y seguridad vial. Creamos una etiqueta que se llama #edcivemerg y fuimos enviando mensajes e ilusionándonos con la idea. Al ver la acogida que tuvo, le lanzamos un tweet al ministro de Educación, Juan Ignacio West, y en dos días nos contestó por Twitter que le gustaba la idea y nos deja la puerta abierta para lograr nuestro objetivo, que recogemos en un manifiesto que hemos creado, donde se pude firmar para apoyar la iniciativa.

¿Qué se conseguiría formando a los niños sobre emergencias?
Salvar vidas. El 75 % de los accidentes vasculares se producen en los domicilios. Un niño podría saber cómo actuar para salvarle la vida a su padre si sufre un infarto. Nuestra propuesta es llevar la formación a colegios, institutos e incluso a la universidad. Porque con sencillos aprendizajes se pueden evitar tragedias. Por ejemplo, cuando se declara un incendio en una vivienda es importante que todos los miembros de la familia sepan qué medidas adoptar. Algo tan sencillo como cerrar la puerta de la estancia donde se ha originado el fuego evita que las llamas se propaguen y se gana tiempo.

¿Sería pionera España impartiendo formación sobre primeros auxilios?
No, algunos países avanzados ya cuentan con esta iniciativa. Los niños japoneses a los que vemos actuar así de bien y de rápido ante un terremoto se comportan de esa forma ejemplar porque han recibido formación, no porque lo lleven en los genes.

Después del terremoto de Lorca, ¿sentimos más la necesidad de saber qué hacer?
Sí. Si los ciudadanos hubieran estado formados en emergencias hubieran actuado de otra manera, no deambulando sin saber qué hacer. La gente anda perdida, sin saber cómo protegerse. Los murcianos estamos en una zona de riesgo sísmico y sería muy interesante que esa formación llegara a toda la población. Hay zonas en Estados Unidos donde el 90% de la población sabe hacer una reanimación cardiopulmonar, una maniobra 'para resucitar'.

Pero, ¿no será difícil enseñar estas técnicas a los niños?
No. Se ajustarían a cada edad y el plan de estudio estaría diseñado por expertos en educación. Hay cosas básicas. Mis hijos tienen 5 y 7 años y les he explicado que si hay un incendio en casa cierren la puerta de la habitación donde está el fuego y bajen a la calle por las escaleras, sin coger el ascensor. O que si hay un terremoto, se metan debajo de una mesa o de una puerta, pero nunca cerca de las ventanas, porque los cristales pueden matarlos. Son cosas muy básicas, pero que pueden salvarles la vida.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook