La crisis del mercado laboral ha provocado que por cada tres trabajadores que cotizan a la Seguridad Social haya dos perceptores de prestaciones por desempleo o jubilación (1,44 afiliados), según un informe de la patronal de grandes empresas de trabajo temporal (Agett) divulgado ayer. En la Región de Murcia, los trabajadores sostienen a menos parados y jubilados que en el resto de comunidades, con 1,59 afiliados por cada perceptor de ayudas. De acuerdo con el ´Avavance del mercado laboral Afi-Agett´, la crisis está reduciendo el número de afiliados y está incrementando el de personas en paro, lo que unido al envejecimiento de la población está deteriorando «considerablemente» el sistema de bienestar. Desde que comenzó la crisis en 2007, «la tasa de soporte del sistema de bienestar (número de afiliados por cada perceptor de prestación por desempleo o jubilación) se ha reducido drásticamente». Así, en el estudio de Afi-Agett se recuerda que en 2007 había casi dos afiliados por cada perceptor (1,88), cifra que bajó a 1,78 en 2008, a 1,54 en 2009 y a 1,45 en 2010, hasta llegar al 1,44 actual –que supone dos perceptores por cada tres afiliados–. Tras el máximo de febrero de 2010, con 3,2 millones de beneficiarios de prestaciones por desempleo, la cifra ha bajado hasta los 2,82 millones de abril de 2011, lo que supone una cobertura del 72,8%.

Al respecto, en el informe de la patronal se alerta de que la situación se volvería «insostenible» a corto y medio plazo si se diera el caso de que hubiera más perceptores que cotizantes que tuviesen que hacer frente a sus necesidades. Por comunidades, Madrid (2,13) y Navarra (1,72) son las comunidades con mayor «tasa de soporte del sistema de bienestar», con casi dos afiliados por cada perceptor de prestaciones. También por encima de la media se sitúan País Vasco (1,56) o La Rioja (1,52).