09 de marzo de 2011
09.03.2011
Datos de 2010 en la Región

Aumenta el número de hombres dedicados a la prostitución

El CATS realiza un total de 8.386 atenciones a 1.619 personas en 2010, la mayoría trabajadores del sexo de 25 a 35 años

09.03.2011 | 15:15

El Comité de Apoyo a las Trabajadoras del Sexo (CATS) ha realizado durante 2010 un total de 8.386 atenciones a 1.619 trabajadores y trabajadoras del sexo y sus familias, el 95 por ciento de ellos de nacionalidad extranjera y con una edad comprendida entre los 25 y 35 años.

Así lo han confirmado, en rueda de prensa, la presidenta de CATS, Fuensanta Gual, y el coordinador del equipo técnico del colectivo, Nacho Pardo, quienes han puntualizado que el 66 por ciento de estas atenciones se han realizado en el local de la asociación y el resto en el lugar de trabajo de las personas trabajadoras del sexo.

Y es que, durante el pasado año, la asociación visitó los lugares de prostitución nocturnos y diurnos del municipio de Murcia y sus pedanías, realizó visitas a 26 clubes nocturnos de la Región de Murcia (o de ellos en el municipio de Murcia), así como 18 pisos, aunque han indicado tener constancia de la existencia de otros 118 ubicados en los principales municipios de la Región.

En este sentido, Gual ha destacado que, del total de mujeres atendidas, el 40 por ciento procedía de prostíbulos no visitados por los equipos y voluntarios de la asociación, y ha explicado que las tres vías de contacto con las que cuenta CATS para conectar con los trabajadores del sexo son el teléfono 24 horas, las visitas y la atención especializada en el local.

De este modo, la asociación presta gratuitamente una atención integral a los trabajadores del sexo y sus familias en diversas áreas que son coordinadas por profesionales de la materia.

Entre ellas se encuentra el área sanitaria, que es la única en la Región de Murcia que realiza la prueba rápida del VIH, en la que han realizado 1.371 consultas médicas a 612 personas y que, según ha señalado Gual, "es la más demandada de todas".

Junto a ella se encuentra el área social, en la que una profesional ha atendido a 192 personas en casos de violencia de género, banco de alimentos, ropero o vivienda; el área de extranjería, en la que se han realizado 215 atenciones a 94 usuarias; y el área laboral, coordinada por dos profesionales desde la que atendieron 851 demandas de 187 personas, 36 accedieron al mercado laboral y ocho de ellas abandonaron la prostitución.

Asimismo cuentan con un área administrativa, que realizó 55 gestiones a 39 usuarias; y otra jurídica, con una abogada que ha realizado 157 atenciones a 118 personas en ámbitos de derecho civil, penal y administrativo.

Por otro lado, CATS trabaja para la sensibilización social de este colectivo en los medios de comunicación, con charlas o debates, "para luchas contra los estereotipos existentes en torno a la prostitución y contra la estigmatización de los trabajadores y trabajadoras del sexo", ha subrayado Gual.

El coordinador del equipo técnico de la asociación ha lamentado que la financiación de CATS se haya reducido para este 2011 en un 40 por ciento, "porque esto supondrá una disminución de los recursos humanos tanto en número como en tiempo", aunque ha destacado que "gracias a nuestra sobrecarga de trabajo, seguimos atendiendo diariamente a una media de 24 personas".

Sobre este punto, ha señalado que de las subvenciones que venían recibiendo del Ayuntamiento de Murcia, Consejería de Sanidad y Consumo, Política Social, Mujer e Inmigración, SEF, IMAS, el Instituto de la Mujer, Ministerio de Sanidad o el extinto Ministerio de Igualdad, "sólo contamos para este año con una de la consejería de Sanidad, que se ha comprometido a concedernos 21.000 euros y ha entregarnos 90.000 preservativos".

AUMENTA EL NÚMERO DE 'PROSTITUTOS' POR LA CRISIS

Al hilo, Pardo ha indicado que, con la crisis, "se ha constatado, entre las personas que atiende la asociación, un aumento de los hombres que ejercen la prostitución, así como el número de españoles y españolas que, al no tener trabajo, han decidido trabajar en ella", y ha añadido que "mientras algunos han dejado la prostitución porque ya ganaban lo mismo, otros se han visto abocados a ella porque no tienen trabajo".

Y es que, según ha precisado, el perfil de trabajador del sexo que atiende CATS es en un 95 por ciento una mujer, la mayoría de origen extranjero, y en una franja de edad entre los 25 y los 35 años. "Sin embargo, la crisis ha provocado que muchas personas se hayan planteado dejar la prostitución, porque no les resulta tan rentable, y otras han decidido dedicarse a ella porque no tienen otra salida".

Igualmente, sobre la legalización de la prostitución en España, Pardo ha señalado que CATS está a favor "siempre y cuando esta legalidad redunde en beneficio del trabajador y no del empresario, para acabar con la explotación, las jornadas laborales abusivas o la trata de blancas".

La asociación lleva en funcionamiento desde el año 2002, trabajando en la Región de Murcia con las personas trabajadoras del sexo y con sus familias. Actualmente, está formada por un centenar de socios, 25 voluntarios y un equipo ténico de cinco personas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook