01 de marzo de 2011
01.03.2011
40 Años
40 Años
Protesta en Murcia

Al 'comité de la resistencia' le va la marcha

Los sindicatos UGT, CC OO y STERM celebraron ayer la novena manifestación por las calles de Murcia para exigir la derogación de la Ley de Medidas Extraordinarias

02.03.2011 | 15:15
Al 'comité de la resistencia' le va la marcha

Batucada, humor, disfraces y algunos momentos de alta tensión. El ´comité de resistencia´ –formado por UGT, CC OO y STERM– consiguió mantener el tipo en la novena manifestación contra la Ley de Medidas Extraordinarias y reunió en las calles de Murcia a miles de personas. La organización cifró la asistencia en 50.000 personas, solo 10.000 menos que en la manifestación de las velas del 26 de enero –la más multitudinaria– aunque se veía a mucha menos gente que en la citada protesta.

Los secretarios generales de UGT y CC OO a escala nacional, Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo, respectivamente, encabezaron la comitiva, precedida por el sonido de los tambores del grupo de percusión ´Bloco Limón´, bajo la pancarta en la que se pedía «dignidad y resistencia».

Los convocantes aprovecharon la cercanía del Carnaval y animaron a los manifestantes a acudir con disfraces alusivos al ´tijeretazo´. Y los funcionarios, principalmente los del sector educativo, dieron rienda suelta a la imaginación. Fue el caso de los profesores del IES Monte Miravete de Torreagüera. Un ´comecocos´ con la careta de José María Ramírez se ´comía´ a sus compañeros, emulando el clásico videojuego Pac-Man. «Que no te coman el ´coco´», pregonaban.

Los docentes del Luis Manzanares de Torre Pacheco se vistieron de monjes medievales para denunciar que la educación «volverá a la Edad Media a la Región tras los recortes». Una representación de los colegios e institutos de Cieza se disfrazaron de cocineros mientras que los profesores del CEIP San Andrés de Murcia iban vestidos de esqueletos y portaban una pancarta que decía: «Nuevo cuerpo de maestros tras los recortes y la jubilación a los 67 años». También había tijeras humanas, payasos y colegialas que simulaban ser las niñas que Rajoy mencionó en un debate electoral.

Al paso por la Gran Vía –donde la casa de Valcárcel volvía a estar custodiada por agentes de la Policía Nacional– se produjo un momento tenso. Un profesor, Raúl Gómez, irrumpió ante la cabecera de la manifestación con una pancarta en la que denunciaba, en primer lugar, la actitud de ANPE –que firmó los acuerdos con el Gobierno regional para suavizar el ´tijeretazo–, al que acusó de actuar al servicio del PP y, por otro lado, criticó a Toxo y Méndez por manifestarse contra el retraso de la edad de jubilación y luego pactar con Zapatero y aceptar el retiro a los 67 años. Algunos manifestantes increparon a Raúl Gómez, le empujaron y le llamaron «fascista».

La manifestación concluyó esta vez en el jardín de Floridablanca, donde representantes de los tres sindicatos del ´comité de resistencia´ se dirigieron a los manifestantes. Aquí se vivió otro momento complicado. Algunos asistentes que portaban pancartas y proferían consignas de extrema izquierda increparon a los sindicatos por aceptar el ´pensionazo´.

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, señaló que «Murcia no está por los remiendos sino por las soluciones, pero unas soluciones que no recorten los derechos de los trabajadores». El líder de CC OO, Ignacio Fernández Toxo, expresó que «Murcia no necesita conflictos, sino consenso».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook