01 de febrero de 2011
01.02.2011
La Opinión de Murcia

Los sindicatos denuncian una carta amenazante de la Comunidad

01.02.2011 | 15:12
Los sindicatos denuncian una carta amenazante de la Comunidad

Los sindicatos Satse, UGT, CCOO, CSI-F, Sterm Intersindical, Anpe Murcia, Sidi y SAE, integrados en el Comité de Crisis contra la ley de recortes, han denunciado la carta "amenazante" que el director general de RRHH de la Consejería de Educación, Formación y Empleo, José María Ramírez, ha remitido a los directores de los centros educativos de la Región en la que se "vetan las concentraciones o paros" en dichos centros, pretendiendo instaurar un "estado de sitio".

En concreto, la carta "limita la libertad de expresión y el derecho de reunión", según ha denunciado públicamente el secretario general de la Federación de Enseñanza de CCOO, Pedro Manuel Vicente, quien ha asegurado, en declaraciones a Europa Press, que los sindicatos se encuentran "más indignados que cuando se promulgó la ley" al entender que es "un golpe bajo a la buena fe negociadora".

Por ello, ha exigido el cese del director general de RRHH de dicho departamento, ya que "es intolerable que se pretenda instaurar el desánimo de los trabajadores de la enseñanza".

Además, ha criticado que sea la única dirección general de toda la Administración regional que "se dedica a enviar comunicados a los empleados con el único objetivo de desmovilizar, amenazar y boicotear cualquier acción de las organizaciones sindicales".

Y es que, ha reprobado, "con el visto bueno del consejero Constantino Sotoca, está impidiendo cualquier acción que se esté llevando a cabo por los profesores, así como la posibilidad de comunicarse o hacer algún tipo de acción para informar a los padres, y la realización de concentraciones o paros en los centros".

Asimismo, ha explicado Vicente, según se desprende del contenido de la carta, a la que ha tenido acceso Europa Press, "se exige a los directores el cumplimiento de cualquier tema en el centro educativo para que trasladen información, con nombres y apellidos, de quienes hagan cualquier tipo de acción; e impide la publicación o exposición de pancartas o de cualquier mural en espacios que no sean el sindical en los centros murcianos".

Lo único que le preocupa al director general de RRHH, según Vicente, es que "los profesores hagan cualquier tipo de manifiesto en contra de una ley agresiva contra los derechos de los empleados públicos y supone el desmantelamiento del sector educativo".

En opinión de Vicente, "se debería haber mandado una carta informando del recorte presupuestario en educación para este año, que en los centros se cifra entre un 15 y un 20 por ciento en gastos de funcionamientos, además de los recortes de plantilla".

De este modo, las organizaciones sindicales que componen el comité de crisis han tachado de "intolerable" esta "ingerencia autoritaria y paternalista que tiene como finalidad instaurar el desánimo y la desmovilización entre los trabajadores de la enseñanza".

Aunque algunos aspectos de la carta se limitan a recordar lo que todos los docentes conocen, "otros son claramente amenazadores", por lo que propicia que se esté creando "un clima enrarecido que puede entorpecer el posible diálogo entre el gobierno regional y las organizaciones sindicales".

CONTENIDO DE LA CARTA

En la misiva remitida a los directores de los centros se expone que cualquier medida que suponga "una alteración de las actividades y proyectos contenidos en la Programación General Anual solo podrá ser realizada previa modificación de la misma y siguiendo el procedimiento reglamentado al efecto".

Igualmente, señala que "no se podrán adoptar medidas que impliquen un abandono temporal de las funciones inherentes al puesto de trabajo, alteración de horarios o falta de atención al alumnado".

"De producirse alguna de ellas, deberá ser comunicada a esta Consejería en cuanto la dirección del centro tenga conocimiento de la misma. Igualmente se comunicará cualquier incidente derivado de la alteración del ritmo normal de las clases", advierte.

En la carta se recuerda, asimismo, que el único lugar del centro en el que se puede exponer publicidad relativa a los asuntos no oficiales es el tablón destinado a información sindical, de forma que la dirección del centro "velará para que no se exhiban pancartas o carteles que afecten a asuntos distintos de los fines de la actividad educativa".

En esta misma línea, se recuerda que "no debe utilizarse el membrete del centro para comunicaciones distintas a los asuntos oficiales propios de la actividad educativa y no podrá utilizarse ordenadores, teléfonos, fotocopiadores o símbolos del centros para fines distintos de la mencionada actividad".

Por último, expone que el director del centro "es el responsable del cumplimiento de todo lo anteriormente expuesta y efectuará las comunicaciones precitadas, velará por los derechos de todos los miembros de la comunidad educativa a su cargo y por el uso adecuado de las instalaciones y materiales del edificio escolar".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook